Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Mobile calienta motores con debates sobre la revolución digital

El Congreso intenta llegar a los barrios con la Mobile Week con ponencias, montajes artísticos y rutas

Un grupo interactua con los móviles en un evento.
Un grupo interactua con los móviles en un evento. Getty Images

Con las redes sociales y la revolución digital en la que estamos inmersos, ¿tenemos todavía un espacio de intimidad e interioridad? ¿Cómo podemos estar seguros de que las grandes empresas tecnológicas hacen un uso responsable de nuestros datos? ¿Somos adictos a los móviles? ¿Habrá inteligencias artificiales que decidan por nosotros? Usando la expresión de Philip K. Dick, ¿soñarán los algoritmos con ovejas eléctricas, y si lo hacen, se acordarán estos sistemas, que controlarán muchos aspectos de la vida, de su programador?

Estas son algunas de las preguntas que se pueden escuchar en la Mobile Week Barcelona, la iniciativa con la que el Congreso Global de Móviles quiere trasladar la transformación digital a los ciudadanos. De esta manera quiere conseguir que los avances que se presentarán en Fira de Barcelona tengan un impacto en la sociedad, aunque sea abriendo un debate sobre las implicaciones de la revolución digital.

La Mobile Week, que termina el próximo viernes como actividad previa al Congreso, ha programado, para los diez distritos de Barcelona, la presentación de diez creaciones artísticas relacionadas con el mundo digital, diez rutas por Barcelona y diez debates. Las discusiones tratan sobre tecnología y sanidad, sobre el big data, sobre el alcance de lo que ya se conoce como la cuarta revolución industrial y, este miércoles en el Macba, sobre las cuestiones éticas que plantean las nuevas tecnologías.

Uno de los participantes del debate es Enric Puig, doctor en filosofía y profesor de la UOC. Hace un tiempo, Puig decidió vivir sin smartphone, ya que considera que empresas como Facebook sacan rendimiento de los contenidos que los usuarios cuelgan, a los que motivan a pasar horas ante el móvil, lo que puede llevar a una adicción. Frente a él, se sienta Aureli Soria-Frisch, director de I+D en Starlab Barcelona, que programa precisamente los algoritmos con los que nos relacionamos en el móvil, y Aleix Valls, CEO del Mobile World Capital y por lo tanto representante de las empresas del móvil en Barcelona.

Con más preguntas que respuestas, en el encuentro de este miércoles se ha profundizado en los niveles de responsabilidad en las redes, y los ponentes también han tratado de poner en valor lo digital: “De lejos, nunca en la Historia hemos vivido mejor”, asegura Valls.

El debate, moderado por la periodista Ana Pantaleoni, lo han completado la biohacker Núria Conde, que apela a la responsabilidad individual en las relaciones con las empresas, y la filósofa Begoña Román que, como consejo para el futuro, ha pedido “organización ciudadana” para hacer prevalecer en el mundo digital los valores éticos y no los meramente económicos.