Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un día de asuntos propios para ir a la mani

Casi 40.000 personas se han inscrito para acompañar a Mas el 6F

Miembros de los partidos soberanistas, entidades y sindicatos sostienen el cartel con el lema "El 6F nos juzgan a todos"
Miembros de los partidos soberanistas, entidades y sindicatos sostienen el cartel con el lema "El 6F nos juzgan a todos" EFE

Barcelona se prepara este lunes para alojar otra manifestación en favor de la independencia. Unas 40.000 personas han respondido al llamamiento de la Asamblea Nacional Catalana, la entidad organizadora de las marchas de la Diada, para asistir a la las puertas del Palacio de Justicia a la concentración en solidaridad con el expresidente Artur Mas y las exconsejeras Joana Ortega e Irene Rigau que se sentarán en el banquillo de los acusados por organizar en 2014 el proceso participativo del 9-N. Más de dos millones de catalanes votaron entonces en aquella consulta y miles de personas se están movilizando para mostrar su apoyo a los imputados.

Bajo el lema love democraty, que se inspira en los derechos civiles, los organizadores han redoblado la consigna Tots som 9-N (Todos somos 9-N) para que los ciudadanos sientan la causa judicial como algo propio y que supera estrictamente la independencia. El soberanismo llamó hace semanas a los ciudadanos a hacer fiesta el lunes para manifestarse y el Gobierno catalán recogió el guante. Meritxell Borras, consejera de Gobernación de la Generalitat, animó a los funcionarios a pedirse un día de fiesta y a acudir a la concentración. El PP y Ciudadanos encajaron indignados la invitación porque entendieron que se trataba de una coacción pero Borras se ratificó en su llamamiento al alegar en el Parlament que lo que a ella le escandaliza es que alguien sea llevado a juicio por poner las urnas. Neus Munté, la portavoz del Ejecutivo, la respaldó

La Asamblea Nacional Catalana afirma que 40.000 personas se han inscrito para participar en la concentración

No hay datos, sin embargo, de cuántos funcionarios han aceptado la sugerencia. Están en su derecho de comunicar a sus superiores que se toman un día de asuntos propios sin tener que decir obviamente para qué. La Generalitat no dispone de ningún registro centralizado de las vacaciones y de los días que se toman libres sus funcionarios o trabajadores contratados porque es responsabilidad y compite a cada uno de sus Departamentos y de sus respectivas unidades, según fuentes del Gobierno catalán. Los sindicatos de la Función Pública mantienen una versión similar. Miembros de CC. OO. señalan que se trata de un derecho individual de los funcionarios y no tienen cifras del impacto real de la invitación a hacer fiesta. “Es una cuestión de cada uno si quiere tomarse el día libre por asuntos propios”, señala Montse Romero, de la UGT, que asegura que no han recibido ninguna consulta sobre el asunto. “No quiere decir que todos lo que hayan hecho sean independentistas. Puede decir también que están a favor del referéndum y en contra de la actitud que está tomando el Estado”.

Todos los partidos y entidades soberanistas y sindicatos como CC OO y UGT han hecho este sábado por la mañana un llamamiento a participar en la concentración. La ANC asegura que 40.000 personas se han inscrito en su página web y, de momento, fletarán 157 autocares.

La ANC, Òmnium Cultural y la Asociación Catalana de Municipios, los tres colectivos impulsores de la movilización, han recabado el apoyo de miembros del PDEcat, de ERC, la CUP y Sí que es Pot para hacerse una fotografía simbólica en Els Lluïsos de Gràcia, el centro donde se tomó una de las fotos más simbólicas de aquella jornada. Los convocantes han tomado una enorme fotografía en la que se ve a decenas de personas haciendo cola para votar con la impresión del lema: "El 9-N nos juzgan a todos".

Tras la toma de la fotografía, Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, ha avisado: "Que nadie tenga la duda. Lo hicimos y lo volveremos a repetir para que esta vez sea vinculante". Cuixart ha sostenido que la protesta es una llamada a defender los principios democráticos y ha afirmado que no se está juzgando solo a Mas y a sus consejeras sino "a todo un pueblo. Poner las urnas en el mundo se entiende como un ejercicio de democracia y participación". Miquel Buch, presidente de la Asociación Catalana de Municipios, ha insistido en que la convocatoria del referéndum es irrevocable y ha avisado de que en el supuesto de que el Gobierno Central ordene el precinto de los colegios siempre quedan alternativas: "Hablamos de democracia; nos pueden precintar colegios y abriremos teatros; y sino bibliotecas o centros cívicos o pabellones. O nos quedarán las plazas que no podrán precintar".

Al acto de esta mañana, han acudido miembros del PDCAT (Marta Pascal); de Esquerra (Marta Rovira); de la CUP (Anna Gabriel y David Fernández); de Barcelona en Comú (Jaume Asens)  y de Sí que es Pot (Joan Josep Nuet y David Compagnon). Los líderes de UGT (Camil Ros) y de CCOO (Joan Carles Gallego) también han asistido así como el portavoz del Pacto Nacional por el referéndum (Joan Ignasi Elena). Neus Lloveras, presidenta de la Asamblea de Municipios Independentistas, ha señalado que el juicio del 9N es un hecho muy grave "que no pasaba desde el franquismo. Es un juicio político a un presidente escogido democráticamente".