Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu anuncia una “nueva fase de colaboración” con el País Vasco francés

El lehendakari y Etchegaray piden a España y Francia que se impliquen en el "final ordenado de la violencia"

El lehendakari Urkullu da la bienvenida a la Mancomunidad única de Iparralde.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado este miércoles que la reciente constitución de la Mancomunidad de Iparralde, una agrupación de municipios del País Vasco francés, permitirá abrir "una nueva fase de colaboración entre Euskadi e Iparralde", que sustanciará en la cooperación entre ambas regiones en "espacios de interés común".

Urkullu ha sido recibido hoy en Bayona (Francia) por el presidente de la Comunidad del País Vasco francés, Jean-René Etchegaray, alcalde de la citada localidad, un gesto que pretende simbolizar el apoyo que el Gobierno vasco concede a esta entidad y el deseo de colaborar en el futuro.

La Mancomunidad única de Iparralde

La Mancomunidad Única de Iparralde (Comunidad País Vasco en su acepción original en castellano) es el fruto de la unión de diez mancomunidades vascofrancesas, creada al amparo de la ley sobre la nueva organización territorial de la República (Notre), que permite crear organismos públicos destinados a favorecer la cooperación entre municipios.

Agrupa a 158 municipios del País Vasco francés en los que habitan algo más de 300.000 habitantes. Antes del próximo verano tiene previsto aprobar su primer presupuesto, que podría rondar los 200 millones de euros.

Etchegaray fue elegido el pasado 23 enero presidente del nuevo organismo vascofrancés, que agrupa a 158 municipios que suman una población de 300.000 habitantes y asume las competencias de los Ayuntamientos. El primer responsable de la mancomunidad única cuenta con el respaldo de autonomistas, nacionalistas, independentistas y descentralizadores de la región.

Además de la voluntad de cooperar en ámbitos como la economía, la ordenación del territorio, transporte, medioambiente, cultura y lengua o servicios a personas (deportes, personas mayores, infancia o juventud), ambos mandatarios han expresado expresado una visión coincidente sobre el final de ETA, la paz y la convivencia. En este sentido, Urkullu y Etchegaray han solicitado a los Estados español y francés su implicación en "un final ordenado de la violencia" y el desarme de la banda terrorista.

"Ambos compartimos una experiencia de participación en el Declaración de Aiete, ambos compartimos una visión de lo que ha de ser un final ordenado de la violencia, también como una política de Estado, y en este sentido, la reivindicación a los Estados español y francés", ha afirmado el lehendakari.

Asimismo, ha destacado que, tanto él como el presidente de la Mancomunidad de Iparralde, "comparten la vivencia desde una inspiración humanista cristiana de lo que es el respeto a la memoria de las víctimas y todos los pasos que se puedan conducir desde un plan de desarme".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información