Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pacto andaluz por la industria prevé movilizar 8.000 millones hasta 2020

El plan de la Junta, la patronal y los sindicatos busca que el sector llegue al 18% del PIB

Carbonero, Díaz, González de Lara y Castilla, durante la firma del pacto. Ampliar foto
Carbonero, Díaz, González de Lara y Castilla, durante la firma del pacto.

El Pacto Andaluz por la Industria, rubricado este lunes por el Gobierno andaluz, la patronal y los sindicatos CC OO y UGT, prevé movilizar una inversión pública y privada de más de 8.000 millones de euros hasta 2020 y recuperar los niveles de empleo en este sector previos a la crisis. El acuerdo nace con la ambición de que la industria supere en la comunidad el medio millón de trabajadores y represente el 18% del PIB. "Andalucía debe crecer en los sectores que generen empleo de calidad y que nos hagan más fuertes", ha asegurado la presidenta de la Junta, Susana Díaz, tras la firma del documento. 

Acompañada por el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, y los secretarios generales de UGT y CC OO, Carmen Castilla y Francisco Carbonero, respectivamente, la presidenta andaluza ha recordado que, en momentos de crisis, "el sector industrial ha blindado más el empleo y su calidad", por lo que aquellos territorios con una mayor apuesta por esta actividad "han resistido mejor la crisis". Díaz ha lamentado que "nunca haya habido una apuesta industrial por Andalucía" y ha planteado que este pacto pretende que las empresas andaluzas sean competitivas, mejoren su producción, apuesten por la formación y ganen tamaño y mercados en un entorno "globalizado y con incertidumbres". Díaz también ha apostado por impulsar la creación de empleo de calidad. "Bajando salarios no hemos conseguido nada más que precarizar el empleo y abrir la brecha de la desigualdad", ha enfatizado.

El plan recoge nuevos instrumentos financieros y de incentivos al desarrollo industrial y la I+D+i. Plantea 52 medidas que abarcan aspectos tan diversos como la formación profesional, la proyección exterior, la gestión del talento, la innovación social, la tecnología o el desarrollo de las infraestructuras. El acuerdo persigue aumentar en un 20% las empresas de entre 10 y 50 trabajadores así como reducir en un 5% la intensidad energética (relación entre el consumo y la producción), en un 10% la tasa de temporalidad laboral y en un 30% la de accidentes graves y mortales. Entre otros objetivos, el pacto recoge  incrementar en un 50% el número de solicitudes de patentes nacionales, duplicar el porcentaje de empresas del sector industrial incorporadas al mercado digital y aumentar en un 20% el número de empresas con volumen de exportación superior a los 50.000 euros anuales.

Tras recordar que al inicio de la crisis, 533.000 andaluces tenían empleo en el tejido industrial, Díaz ha apuntado que, el año pasado, se crearon 34.500 puestos de trabajo. Tanto Díaz como la patronal y los sindicatos han coincidido en resaltar la necesidad de que el plan ayude a crear empleo de calidad"Cuando apostamos por la industria apostamos por el empleo de calidad, estable, integrado por personas cualificadas", ha asegurado González de Lara. "La prioridad de CC OO será que [el plan] mejore el empleo y las condiciones de trabajo y vida de los andaluces", ha dicho Carbonero en su intervención. "Hay que realizar un proceso de generación de empleo de calidad a través de un Plan Específico de Empleo Industrial para Andalucía, basado en el fortalecimiento de la negociación colectiva, en la mejora de las condiciones laborales, donde se tenga en cuenta las particularidades del sector y que propicie un incremento de las retribuciones de los trabajadores", ha añadido Castilla. 

En cuanto a la internacionalización y la apertura de nuevos mercados, Díaz ha defendido que Andalucía no debe "perder ninguna oportunidad", aprovechando su situación geoestratégica, sus buenas relaciones con Iberoamérica y su red de puertos e infraestructuras públicas. En este sentido, la presidenta ha vuelto a reclamar al Gobierno central que apueste por el Corredor Mediterráneo y por la conexión ferroviaria Algeciras-Bobadilla.

Entre otras reclamaciones, González de Lara ha pedido una "armonización regulatoria y una simplificación administrativa" con vistas a aumentar el tamaño empresarial. Asimismo, Carbonero ha defendido que "no se trata de subvencionar la industria, sino de incentivarla. Para tener unos servicios potentes, es necesario contar con la inversión adecuada y con quienes generen riqueza para distribuirla".

Durante su intervención, la presidenta de la Junta ha aprovechado para reivindicar en España una financiación "adecuada" de forma que Andalucía y todas las comunidades "no reciban ni más ni menos, sino lo adecuado" para hacer frente a los diversos desafíos, así como una "armonización fiscal" y con vistas a "evitar prácticas de dumping fiscal" entre las comunidades autónomas.

Más información