Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una niña y sus padres mueren aplastados por cientos de kilos de ropa

Las estanterías cargadas de prendas que almacenaban en su vivienda de Alicante se desplomaron sobre ellos

Edificio donde un matrimonio y su hija de 12 años han fallecido en Alicante.

Un matrimonio y su hija de 12 años han fallecido este sábado en Alicante después de que, al parecer, unas estanterías cargadas con cientos de kilos de ropa se desplomaran sobre ellos. Los primeros indicios recabados por la policía en el lugar de los hechos apuntan a que la pareja y la niña perecieron aplastados o asfixiados por las prendas.

Aunque inicialmente se apuntó a que podían sufrir un síndrome de Diógenes, la policía se inclina por la hipótesis de que guardaban tal cantidad de ropa porque se dedicaban a venderla. El inmueble tenía apenas 60 metros cuadrados de superficie

La tragedia se ha registrado a primera hora de la mañana, probablemente entre las 8.00 y las 9.00, pero no se ha descubierto hasta la hora de comer, cuando otra hija, de 18 años, se ha despertado. La familia vivía en un primer piso de un edificio de cuatro alturas ubicado en el número 141 de la avenida de Alcoi, muy cerca del centro de la ciudad.

Los fallecidos, un hombre de 50 años, su mujer, de 49, y su hija han sido hallados sin vida por la policía nacional después de recibir el aviso. Los cadáveres se encontraban en el portal de la finca, sepultados por cientos de kilos de ropa. Una dotación de bomberos ha tenido que retirar esas prendas para poder rescatar las cuerpos, que han sido trasladados a dependencias forenses para la práctica de la autopsia.

El enorme peso de este material ha provocado el desplome de parte del suelo de la vivienda, aunque ningún vecino ha escuchado nada. Ni siquiera la hija mayor de los fallecidos, que estaba durmiendo en una de las habitaciones del piso.

Al despertarse, la chica ha visto el derrumbe y ha bajado al portal, donde ha visto el brazo de su hermana, ya inerte, que sobresalía de una auténtica montaña compuesta por pantalones, jerséis y abrigos. Un tío suyo ha llamado a la policía para dar la voz de alerta. Los agentes que se han desplazado al lugar del siniestro han tenido que requerir la ayuda de los bomberos para rescatar los cadáveres.

Aunque la investigación no ha podido constatar hasta ahora la existencia de un trastorno psiquiátrico en la pareja, un vecino consultado por EL PAÍS sostiene que la idea del síndrome no es descabellada. Tal era la acumulación desmesurada de prendas en el domicilio."Por la fachada de atrás se ve el balcón a tope de cajas. Hasta arriba", ha indicado José María Sánchez. Este chico, que vive justo enfrente de la casa de las víctimas, en otro portal del mismo patio comunitario, se marchaba a casa sobre las cuatro de la tarde cuando han comenzado a aparecer coches de la policía y de bomberos. "La hija mayor ha salido con otro chico y se la han llevado hacia la calle para que no viera el cuadro. El primer policía que ha entrado en el portal ha salido temblando", ha relatado este testigo.

Otra vecina había comentado precisamente este sábado con Sánchez que el almacenaje desmedido de prendas que realizaba matrimonio podía causar algún incidente y debería denunciarse. Temía que un material altamente inflamable como ese pudiera propagar con rapidez un incendio en caso de que "saltaran chispas de un enchufe".

Los fallecidos eran españoles de origen marroquí y estaban integrados en el vecindario. Jamás habían dado ningún problema. "Él era un poco más callado, pero ella era encantadora, muy amable, y saludaba a todo el mundo", ha precisado José María Jiménez. De acuerdo con este testimonio, unas horas después del fatídico suceso, una familiar o conocida de los difuntos, una mujer que estaba embarazada, ha sufrido un desvanecimiento al enterarse de lo ocurrido y ha sido trasladada a un centro sanitario en ambulancia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información