Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Off Liceu, música contemporánea de compositores nacionales

El Foyer del teatro realizará tres conciertos a 10 euros la entrada con cerveza incluida

Christina Scheppelmann acompañada de varios compositores Ampliar foto
Christina Scheppelmann acompañada de varios compositores

Puede salir bien, regular o mal, pero hay que intentarlo. Christina Scheppelmann, directora artística del Liceo, admitía que programar música contemporánea en el Foyer del teatro, con el programa Off liceu-Diàlegs Musicals, conlleva sus riesgos porque hasta ahora no se ha hecho y porque al Liceo siempre se le ha encuadrado en el repertorio más tradicional de la ópera “pero la creación musical actual tiene que tener cabida en el teatro, como lo tiene en otros auditorios”.

De momento, en un primer paso, se han programado tres conciertos con obras de tres compositores nacionales –la mayoría catalanes- en cada uno de ellos. Se harán en formato de cámara, con instrumentos y una o dos voces, sin sillas convencionales sino en formato café concierto. Le entrada costará 10 euros que incluirán una cerveza y el aforo será de 260 personas.

La directora artística el teatro ya tenía la idea de programar música contemporánea en el Foyer desde que se incorporó, hace dos años, pero se ha hecho “cuando se ha podido” resumió ayer en la presentación del ciclo. Porque tiene un coste, supone un riesgo y al Liceo le ha costado mucho superar la grave situación financiera de la que justo ahora parece levantar cabeza. Scheppelmann ya hizo algo parecido a este ciclo cuando fue directora artística de la Washington National Ópera en una país en el que hay mucha creación contemporánea y mucho público consumidor : “Es otro concepto de concierto, casi se podría calificar de experiencia, porque se puede hablar con los compositores e intérpretes y preguntarles sobre su música”, comentaba. Ese será el funcionamiento de los tres conciertos que se harán.

El primero de ellos el 16 de febrero con música de los compositores Ramon Humet, Joan Bages y Clara Peya; el segundo, el 17 de marzo con obras de Lucas Peire, Albert Guinovart –un compositor con un amplio registro, entre otros, ópera- e Irina Prieto y el último de ellos, el 21 de abril, con composiciones de Marc Parrot –en este caso en su faceta como compositor- Jordi Domènech y Joan Magrané.

Se trata de una mezcla de creaciones musicales actuales en la que también tiene cabida la electrónica y, en el otro extremo, una interpretación sobre textos eróticos del cançoner de Ripoll del siglo XII. Al término de cada uno de los conciertos el público podrá preguntar a los compositores e intérpretes: “tenemos unos presentadores que introducirán los conciertos y que ayudarán a entablar el diálogo”, comentó Scheppelmann. “Valoramos mucho el ciclo porque nuestras creaciones suelen quedar excluidas del itinerario tradicional y nuestra escena habitual son los festivales de acústica y electrónica”, decía Bagés, uno de los compositores.

La directora artística insistía en que este será un primer ciclo “y si va bien en próximas temporadas iremos avanzando, pero lo importante es empezar”. La iniciativa el teatro quiere respaldar la creatividad musical actual, especialmente de compositores catalanes jóvenes, y, por otra parte, ser consecuente con el discurso de apertura del Liceo a otros públicos. Como resumía Scheppelmann: “El Liceo no tiene que ser solo para óperas de tres horas”.