Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carme Portaceli arranca su etapa al frente del Español con un ‘Fuenteovejuna’ realizado por mujeres gitanas

Carmena acudió a la presentación y se representarán 15 montajes hasta junio

La nueva directora del Teatro Español.
La nueva directora del Teatro Español.

Con una representación del clásico Fuenteovejuna, protagonizado por un grupo de mujeres gitanas de Sevilla, arranca la programación de la primera temporada de Carme Portaceli, al frente del Teatro Español. Quince montajes, de enero a junio, entre los que figuran dos producciones propias y una coproducción, que girarán en torno a la temática transversal del bien y el mal. Los espectáculos darán cabida a nuevos autores y dramaturgos, con una filosofía centrada en promover “el pensamiento y el disfrute”, en palabras de Portaceli. La presentación de esta nueva etapa del teatro municipal contó con la presencia de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y muchos de los protagonistas que darán vida a los diferentes espectáculos.

Portaceli, elegida directora artística del Español tras un concurso público y el polémico cese del anterior responsable, Juan Carlos Pérez de la Fuente, proclamó que la hospitalidad será la línea de conducta del centro teatral, que promoverá todo tipo de lenguajes escénicos y acogerá a autores de repertorio junto a las nuevas voces de la dramaturgia. “Como teatro público, el Español no va a dar la espalda a la realidad social. Queremos convertir este centro en algo muy vivo y cercano a lo que ocurre en la calle. Vamos a promover el pensamiento y el disfrute”, explicó Portaceli, que ha recuperado el logo del teatro de las etapas anteriores a Pérez de la Fuente, un dibujo con la fachada en rojo del edificio.

Bajo el eslogan de ‘Yo, al Español’ y un nuevo sistema de abonos con diferentes descuentos, la nueva directora pretende ir en busca de nuevos públicos. La nueva programación comienza el próximo día 20 con el montaje de Fuenteovejuna que realizan mujeres gitanas sin alfabetizar del poblado chabolista de El Vacie, en Sevilla. Dirigidas por Pepa Gamboa, este grupo de mujeres ya protagonizó La casa de Bernarda Alba hace siete años en el Español. Este Fuenteovejuna, una de las cumbres del Siglo de Oro, obra de Lope de Vega, cuenta con un reparto de siete mujeres y un hombre. Tomaz Pandur, el dramaturgo esloveno fallecido de manera repentina el pasado mes de abril, será objeto de un homenaje con la representación de dos de sus obras más simbólicas: Fausto e Inmaculata. El Español también acogerá una obra de Lluis Pasqual, Mujer reeducable, monólogo del italiano Stefano Massino que gira en torno a la periodista rusa Anna Politkovskaya, asesinada en 2006 tras sus duras críticas al posicionamiento del gobierno de su país en el conflicto checheno.

La programación de esta temporada teatral ha puesto especial atención a la mirada de las mujeres, con la representación, entre otras, de La armonía del silencio, escrita y dirigida por Lola Blasco; Vientos de Levante, de Carolina África; Una habitación propia, texto de Virginia Wolf, dirigido por María Ruiz e interpretado por Clara Sanchís, o los espectáculos de danza que protagonizarán Rocío Molina, Caído del cielo; Sol Picó, We women y María Pagés, Óyeme con los ojos.

Además del clásico de Fuenteovejuna se representará otro clásico de Eugene Ionesco, La cantante calva, que contará con la adaptación de Natalia Menéndez y la dirección de Luis Luque. El elenco de esta obra, coproducida por el Español y Pentación Espectáculos, estará formado por Adriana Ozores, Toni Acosta, Joaquín Climent, Javier Pereira y Fernando Tejero, entre otros.

Las dos producciones propias son obras de autores prometedores, como Antonio Rojano (Córdoba, 1982) y Alberto Conejero (Jaén, 1978), que sitúan su acción en lugares inhóspitos y fríos. Con Furiosa Escandinavia, Rojano consiguió el premio Lope de Vega 2016. Dirigida por Víctor Velasco, la historia de Furiosa Escandinavia, inspirada en la lectura de En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust, se centra en el abismo de una mujer que es abandonada y la llegada a su vida de un joven misterioso. Ushuaia, escrita por Alberto Conejero, el autor de la exitosa La piedra oscura, fue galardonada con el premio Ricardo López Aranda en 2013 pero está inédita. Ushuaia, que será dirigida por Julián Fuentes y protagonizada por Jose Coronado, se adentra en los secretos de un hombre recluido en el corazón de un bosque.

Nacho Sánchez, uno de los actores de La piedra oscura, dará vida en el monólogo Iván y los perros, a la dramática historia real de un niño ruso que con tan solo 4 años huyó de los maltratos de su padrastro y del alcoholismo de su madre para refugiarse en una manada de perros. Este montaje será dirigido por Víctor Sánchez Rodríguez.

La programación teatral estará acompañada de actividades paralelas, espectáculos infantiles y otras propuestas más radicales, como el proyecto ZIP que ofrecerá el edificio del Español a siete jóvenes compañías que han apostado, en palabras de Carme Portaceli, por la lucha contra el envejecimiento del lenguaje convencional.

Más información