Los homicidios suben un 30% en la región durante el año pasado

La cifra de 39 asesinatos es muy baja comparada con otras capitales europeas

Concentración en Rivas contra el asesinato de una mujer el pasado domingo.
Concentración en Rivas contra el asesinato de una mujer el pasado domingo.Kike Para

Los homicidios han crecido un 30% en los últimos 12 meses, al pasar de 30 muertes violentas en 2015 a los 39 en 2016, según datos de la Guardia Civil y de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. La cifra, pese al notable incremento, no resulta especialmente alta con respecto a otros años, en los que se llegaron a los 100 casos. La media de 2016 es de tres crímenes al mes. Julio, con seis muerte violentas, y mayo, con cinco, fueron los meses más sangrientos, frente a agosto, en el que no se registró ningún homicidio. Las autoridades recuerdan que existe mucha vigilancia en la calle debido a que España se encuentra desde el verano de 2015 en el nivel cuatro de alerta antiterrorista, con el consiguiente despliegue de agentes.

Menos casos de violencia machista

Los casos de violencia machista han bajado respecto a 2015. Si este año se cerraba con cinco mujeres muertas, el 2016 ha concluido con tres casos. Entre ellos estuvo el primero de toda España. Ocurrió el 4 de enero, cuando una mujer rumana de 43 años murió estrangulada en su domicilio de la calle de Mota del Cuervo (Hortaleza).

El siguiente caso se produjo el 16 de mayo cuando un hombre precipitó el vehículo que conducía por unas escaleras en la avenida de los Mártires Maristas (Moncloa). La mujer, de 33 años y nacionalidad ecuatoriana, murió en el acto.

El último crimen se registró el 21 de noviembre cuando una mujer de 26 años murió degollada por su novio en la calle de Barcelona, en Fuenlabrada. Al igual que en los otros dos casos, el supuesto autor fue detenido en el acto.

Las cifras de homicidios de los últimos años son, en general, muy bajas, comparadas con otras capitales de países europeos. Tan solo, en 2014 se produjo un pequeño repunte. Eso sí, la media madrileña arroja 0,6 asesinatos por cada 100.000 habitantes. Estas cifras sitúan a la región dentro de la media registrada en todo el país. Naciones Unidas ha situado a España como el tercer país europeo con menor tasa de crímenes. Tan solo le mejoran o le igualan Islandia (con una ratio de 0,3) y Eslovenia (que empata con un 0,6). Austria, Alemania y Holanda comparten con una tasa del 0,7.

De los 39 homicidios, tan solo cinco han ocurrido en el territorio de la Guardia Civil. Este cuerpo controla 166 de los 179 municipios de la región. Eso sí, la población ronda los dos millones de personas. Tres de los crímenes ya están esclarecidos. Faltan los otros dos, según fuentes del instituto armado. Uno de ellos ocurrió en mayo cuando un empresario, Luis L.H., de 60 años, fue hallado muerto en la entrada de su chalé, en la urbanización Eurovillas, en Nuevo Baztán. El segundo pendiente de resolver se produjo el 8 de septiembre, cuando fue hallado un varón de unos 60 años con signos de violencia bajo un puente del río Guadarrama, en Villaviciosa de Odón.

Uno de los casos que más repercusión tuvo se registró el 25 de abril, cuando un guardia civil fuera de servicio mató a tiros al marroquí Younes S., de 34 años, tras mantener una discusión de tráfico en la autovía de Valencia (A-3), en Fuentidueña de Tajo.

Los 34 homicidios restantes se han dado en el territorio de la Policía Nacional, que vigila la capital y los grandes municipios de la periferia, junto con Aranjuez. Las bandas latinas violentas han dado bastante trabajo a los agentes de Policía Judicial. Si en los últimos 12 años se habían registrado 11 crímenes entre estos grupos, tan solo en 2016 se ha llegado a tres. Dos de ellos en la capital y otro en Alcobendas. El primero ocurrió el 5 de marzo cuando un dominicano de 15 años murió acuchillado en la calle de Galdo, junto a la Puerta del Sol (Centro), en una riña entre Dominican Don´t Play (DDP, los dominicanos no juegan) y los Trinitarios. Un menor de 17 años, supuesto integrante de los Ñetas, murió el 25 de septiembre tras ser apuñalado en un enfrentamiento con los DDP en el distrito de Puente de Vallecas. En el último enfrentamiento entre bandas, Enrique M. R., de 18 años y supuesto integrante de los Dominican, murió el 28 de noviembre tras recibir un disparo en una pelea en la plaza de Cataluña, en Alcobendas. Estos tres crímenes ya han sido resueltos.

Triple crimen

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Un total de 22 asesinatos de 2016 los ha sufrido la capital. El más grave de ellos fue el triple crimen del pasado 22 de junio, cuando murieron dos mujeres de nacionalidad cubana y un hombre ecuatoriano, con edades entre 26 y 46 años, en un despacho de abogados situado en el número 40 de la calle de Marcelo Usera. Un hombre, que ya está identificado, entró en este bufete en busca de su dueño. Tras no encontrarlo, mató a golpes a su compañera de trabajo, a su secretaria y a un taxista que había ido a recoger una documentación de extranjería. Después provocó varios pequeños fuegos para intentar borrar las huellas del delito.

Las autoridades policiales reconocen que se ha habido un incremento de un 30% en un año, pero recuerdan que las cifras habían bajado bastante en los últimos ejercicios. Sobre todo, si se compara con la década de los ochenta, cuando se llegaron a registrar hasta 100 muertes violentas en un solo año.

La autopsia no arroja datos en la muerte de Hortaleza

La autopsia al cuerpo de la mujer peruana de 24 años muerta la mañana del domingo en la calle de la Seo de Urgell, en el distrito de Hortaleza, no ha aportado ningún elemento que permita deducir si se trata de un crimen o de un accidente, según explicaron ayer fuentes policiales.

La muerte se produjo alrededor de las nueve de la mañana, cuando la mujer se precipitó desde un cuarto piso en el número 13 de la calle de la Seo de Urgell. Minutos antes había mantenido una discusión con su pareja, un hombre de nacionalidad dominicana. El juez ordenó el secreto de las actuaciones y su detención inmediata, dado que había quebrantado una orden de alejamiento por un caso anterior, según fuentes policiales. Este mandamiento judicial le impedía residir en el distrito de Hortaleza para no juntarse con una mujer con la que mantuvo una relación anterior.

Fuentes policiales reconocen que resultara difícil esclarecer si se trata de un caso de violencia machista o de un accidente. De hecho, los especialistas de Policía Científica no han hallado tampoco vestigios en la vivienda que aclaren estos extremos. A ello se añade que el arrestado se ha negado a declarar. Los agentes del Grupo VI de Homicidios tienen previsto pasarlo hoy a disposición judicial de forma que sea el magistrado el que decide qué hace con el arrestado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS