Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los catalanes son los que más gastan en cultura

Cataluña es la comunidad menos pirata, según los datos publicados por el Ministerio

Una sala de cine de Barcelona, llena de espectadores.
Una sala de cine de Barcelona, llena de espectadores.

Los hogares de Cataluña son los que más gastan en cultura de toda España, por encima de los de Navarra y del País Vasco, las tres únicas comunidades que sobrepasan los 750 euros por domicilio (la media está en 651). El resto no consiguen superar esta cifra, pese a que Madrid y Baleares se acercan mucho. Por persona, el gasto medio de los catalanes en este concepto es 320 euros, seis menos que el año anterior. En total, en España se gastaron en Cultura el año pasado 11.967 millones de euros. El mayor desembolso cultural de los catalanes fue en equipos y accesorios audiovisuales para informática e Internet (340 euros), seguido de libros y publicaciones periódicas (110 euros). Son algunos de los datos más destacados del Anuario de Estadísticas Culturales 2016 publicado recientemente por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, un informe lleno de cifras del año pasado que permiten obtener un buen número de conclusiones.

Cataluña no encabeza la clasificación en número de empresas culturales, ya que de las 112.037 que existían en España en 2015, la mayoría de creación artística y espectáculos, el 22% (24.779) estaban en la Comunidad de Madrid. Cataluña ocupa el segundo lugar con 22.462, un 20% del total y el tercer puesto Andalucía, con 14.430. La mayoría de las empresas culturales catalanas tienen que ver con el diseño, la creación artística y los espectáculos (6.505), seguida de las artes gráficas (3.103), la traducción (2.309), actividades de fotografías (1.825) y edición de libros y periódicos (1.806), entre otras. El número de personas que trabajan en este sector descendió en 2015 con respecto al año anterior, pasando de 122.000 a 108.000, cantidad que representa el 3,6% de todo el empleo de la comunidad.

La sensación es que el catalán viaja mucho por motivos culturales. Es posible, pero no lo hace por España, porque en este cómputo ocupa el séptimo lugar, con un 33,2% de la población, por detrás de navarros (44,6), madrileños (43,5) y vascos (41,2). En estos viajes el catalán gasta de media 161 euros, frente a los 210 euros de madrileños, vascos y navarros.

Cataluña no es el destino preferido del resto de españoles para viajar por turismo cultural.
Cataluña no es el destino preferido del resto de españoles para viajar por turismo cultural.

Tampoco Cataluña es el destino preferido de los españoles para sus viajes de turismo cultural, ya que ocupa el puesto número 13 de 17, en una lista que encabeza Madrid, seguida del País Vasco, Navarra y Extremadura. En 2015 los españoles realizaron 14,3 millones de viajes culturales por España (el 17,8% de todos los desplazamientos), actividad que generó 6.700 millones de euros.

Las prácticas culturales que más realizaron los catalanes en 2015 fueron escuchar música (89,7%), leer libros (61%, de los que el 58,8% fue en papel), ir al cine (57,3), visitar monumentos (36,8), museos (32), bibliotecas (24,9), teatros (22,4), asistir a conciertos de música (21,7), visitar exposiciones (20,9), yacimientos (13,6) y galerías de arte (12).

El tema de la piratería musical preocupa, y mucho. Las cifras del estudio dejan ver que en España creció el número de personas que obtuvieron música en mercadillos o mediante descargas gratuitas de Internet entre 2007 y 2015, pasando del 14,4% al 18,6%. Pese a que Cataluña crecieron las descargas ilegales en ese periodo, pasando del 11,4% al 12,9%, el índice catalán refleja que es la comunidad menos pirata de todas, estando muy alejada de las comunidades más fraudulentas, que encabeza Madrid, con el 23,7%, seguida de Murcia (23), Andalucía (22,7) y Extremadura (21,8). Lo mismo ocurre con el cine. El 10,5% de los catalanes compran o descargan películas de cine en sus ordenadores de forma ilegal, frente al 23% de Murcia y el 21,9% de Madrid.

Las estadísticas aportan datos curiosos, como el que a los catalanes no les gusta bailar flamenco (solo lo practican el 0,6%), pero sí a los canarios (el 4,9%), que son los que más lo bailan por encima de los andaluces (3%). Tampoco Cataluña destaca por el número de personas que tocan instrumentos, un 6,5% de la población, muy por debajo del 11% de los navarros, del 10% de los castellanos leoneses y el 9,9% de los madrileños.

En cuanto al tema presupuestario, es sabido que la Generalitat ha disminuido el suyo para cultura, pasando de los 393.078 millones de 2010 (un 1,21% del total) a los 245.437 de 2014 (el 0,7%); un índice muy parecido al de la mayoría de comunidades. Tan solo el País Vasco (1,2%) y Ceuta (1,07%), están por encima del anhelado 1% cultural. La Generalitat dedica 33 euros por catalán, mientras que el País Vasco emplea 55,8 euros, Navarra 49 euros y Ceuta, 39 euros. Cierran la lista Aragón y Canarias, que dedican solo 11,4 y 8,6 euros, respectivamente