Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento aprueba demoler tres edificios históricos de Hortaleza

En su lugar se construirá un polideportivo y 300 plazas de aparcamiento

Uno de los edificios históricos que solo mantendrá su fachada
Uno de los edificios históricos que solo mantendrá su fachada

El distrito de Hortaleza está a punto de perder tres de sus más históricos edificios. El Ayuntamiento, con los votos de Ahora Madrid y PP, aprobó en mayo la demolición de tres edificaciones del siglo XIX que conforman un conjunto protegido en torno a la iglesia de San Matías. En su lugar se levantará un polideportivo privado con 300 plazas de aparcamiento. El derribo de los inmuebles —uno por completo y los otros dos de manera parcial— ha provocado indignación entre los vecinos y en los grupos del PSOE y Ciudadanos. Ahora Madrid afirma que nadie se quejó cuando se publicó en el boletín oficial.

Los tres edificios históricos de la plaza de la Iglesia fueron levantados antes de 1870 y cuentan con protección estructural. Son propiedad de la congregación religiosa de San Vicente de Paúl.

Los inmuebles formaban parte de un antiguo convento, que a su vez se levantó sobre los terrenos de la desaparecida quinta del Conde de Torrepilares. Fueron residencia de estudiantes de Filosofía y Teología y “guardan la esencia del antiguo pueblo” de Hortaleza, según la información recaba por los vecinos. A pesar de ello, la congregación de San Vicente de Paúl dispone del permiso municipal para demolerlos.

El pasado 25 de mayo, el pleno del Ayuntamiento, con los votos a favor de Ahora Madrid y el PP, dio luz verde al denominado Plan Especial de los Paúles, que incluye el derribo de los tres citados inmuebles. El PSOE y Ciudadanos se opusieron porque consideran que este tipo de actuaciones requiere una modificación del plan general de la ciudad, no de una modificación puntual de este.

Uno de los inmuebles en peligro está situado en la esquina de las calles del Mar Báltico y Bering —solo se mantendrá su fachada—, otro ocupa parte de la plaza de la Iglesia —también se conservará su frente— y un tercero, contiguo, será totalmente demolido.

Protesta vecinal

Numerosos vecinos de Hortaleza se han mostrado contrarios al derribo. El pasado domingo se manifestaron en la plaza y reclamaron la paralización del proceso. Les apoyaron representantes del PSOE, Ciudadanos y Ahora Madrid. Estos últimos, curiosamente, se desmarcaron de la decisión que habían aprobado sus compañeros en el pleno, incluido el concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo.

Rosa María Domínguez es arqueóloga y vecina. “Los edificios que se quiere modificar aparecen en el catálogo de bienes y espacios protegidos del plan general de 1997. Por tanto, tienen protección estructural”, señala.

Según Domínguez, la aprobación del Plan Especial de los Paúles —el que permite levantar el polideportivo de 4.000 metros cuadrados y demoler las edificaciones— supone la pérdida de la protección establecida para los edificios. “Pero nadie ha tenido en cuenta que mantienen su protección como bien de interés patrimonial, tal y como establece la ley de patrimonio de 2013”, explica con sorpresa.

Los bienes incluidos en esta protección son “los inmuebles singulares construidos antes de 1936 que sean iglesias, ermitas, cementerios, conventos, molinos, norias, silos, etcétera”. En este caso, los únicos edificios no afectados por la piqueta son el convento de los Paúles —levantado en 1896 y reedificado en 1934, pero que no será derribado— y la iglesia de San Matías, construida en 1879, que quedará adyacente al polideportivo y tapada por este en uno de sus laterales.

El Ayuntamiento de Ahora Madrid defiende la legalidad del proceso. Fuentes del Área de Desarrollo Urbano Sostenible afirman: “Jamás nos saltamos lo establecido en el plan general”. Y recuerdan que la demolición se llevará a cabo porque no hubo alegaciones.

Rosa Domínguez replica: “Es cierto que la información fue pública un mes, pero la gente corriente no mira el Boletín Oficial de la Comunidad cada día. Para la plaza de España sí que hacen consultas. ¿Por qué para Hortaleza no?”.

 Gimnasio innecesario

Javier Díaz, el portavoz de la Plataforma en Defensa del Casco Antiguo de Hortaleza, también se queja: “Nadie entiende la necesidad de poner un gimnasio en esta zona. Lo curioso es que, además, sería un complejo privado y con capacidad para 300 coches. Esto provocará un gran problema de movilidad, porque el barrio tiene calles con un carril y aceras muy estrechas”, sostiene.

Díaz y los vecinos se reunieron hace una semana con José Manuel Calvo, el edil de Urbanismo, para reclamarle que pare el derribo. Pero este les respondió que “todo fue aprobado en pleno y que no hay mucho que hacer”, aseguran.

Reacciones políticas

El concejal de Ciudadanos Sergio Brabezo considera falso que la aprobación del plan no tenga marcha atrás: “Lo único que queremos es conservar el patrimonio histórico de Madrid. En este caso, si se querían hacer modificaciones tan importantes como estas, había que haberlas gestionado a través del Plan General de Ordenación Urbana, no a través de un plan especial”.

La concejala del PSOE Mercedes González muestra su indignación porque, además de los edificios históricos, también se tirarán árboles centenarios. “Me parece imprescindible que se pare el plan. A veces con las reivindicaciones sociales se consiguen cosas impensables”, afirmó.

Por su parte, los vecinos mantienen la esperanza. El pasado domingo, decenas de personas se concentraron —por segunda vez— en la plaza de la Iglesia para insistir en sus reclamaciones. Ayer solicitaron la palabra en el pleno del próximo 20 de diciembre y pidieron una reunión con Yolanda Rodríguez, concejal presidenta del distrito de Hortaleza. “Si la situación no cambia, nos plantearemos la vía legal contra el Ayuntamiento”, sentenció Javier Díaz, portavoz de la Plataforma en Defensa del Casco Antiguo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información