LA SEMANA POR DELANTE

El baile de Tristán e Isolda

Dos bailarines de la ópera de París, un monólogo sobre la muerte o el concierto de Girl Band son algunos de los planes de la semana

Dorothée Gilbert y Mathieu Ganio, en uno de los momentos del ballet 'Tristan & Isolde'.
Dorothée Gilbert y Mathieu Ganio, en uno de los momentos del ballet 'Tristan & Isolde'.JAMES BORT

Danza

Al ritmo de Wagner por Roger Salas

El coreógrafo italiano Giorgio Mancini (Atessa, 1964) ya hizo una primera versión de Tristán e Isolda en Florencia en el verano de 2011, con su propia compañía, GM Ballet, usando entonces la reducción para piano hecha por Franz Liszt. Después, con las estrellas de la Ópera de París Dorothée Gilbert (Toulouse, 1983) y Mathieu Ganio (Marsella, 1984), reputados virtuosos y máximas figuras de su generación, monta esta exquisita versión, un dúo de amor y muerte lleno de lirismo y buena danza, que se verá en la sala roja de los Teatros del Canal (calle de Cea Bermúdez, 1; www.teatrosdelcanal.com) en una única función el próximo día 20.

El evanescente y atemporal vestuario ha sido ideado por Yiqing Yin, joven estilista francesa de origen chino. El espectáculo cuenta con un vídeo de James Bort, escenografía de Thierry Good y luces de François Saint-Cry.

Mancini ya presentó esta obra en el marco de Villa Rufolo del Festival de Ravello en 2015, precisamente el sitio donde residió Wagner y donde, se dice, compuso algunas obras. El ballet Tristan & Isolde relata la historia de amor entre el caballero Tristán y la princesa irlandesa Isolda, que es conducida por Tristán hasta Cornualles para desposarse con el rey Marke, pero durante el trayecto, ambos protagonistas se enamoran y a la vez que nace el amor, se gesta la tragedia. 

Teatro

Viaje por el dolor por Eduardo López

En octubre de 2005 la escritora y periodista estadounidense Joan Didion publicaba El año del pensamiento mágico, un libro en el que contaba sus recuerdos más íntimos relacionados con la pérdida de sus seres queridos. “Fue una experiencia difícil y dolorosa, pero también reconfortante. La verdad es que fue un libro inevitable, no estaba en mi mano no escribirlo. Cuando le puse punto final, me di cuenta de que había sido una experiencia luminosa”, manifestó en este periódico sobre ese trabajo.

Jeaninne Mestre, en un pase de la obra de Didion.
Jeaninne Mestre, en un pase de la obra de Didion.ALICIA GONZÁLEZ

Dos años más tarde convirtió el libro en una pieza teatral que estrenó Vanessa Redgrave en Broadway. Aquí conocimos este intenso y desgarrador monólogo el año pasado, traducido y dirigido por Juan Pastor e interpretado por Jeannine Mestre.

Tras su estreno, con gran éxito de crítica y público —en el teatro Español y más tarde en el desaparecido teatro Guindalera—, ahora han decidido reponer la obra en el teatro de La Abadía (calle de Fernández de los Ríos, 42; www.teatroabadia.com). Se reestrena el miércoles (entradas, 19 euros; funciones de miércoles a sábado a las 19.30; domingos, 18.30) y estará hasta el día 27 en cartel.

Sin duda será un gran placer, para todos los que aman el teatro, volver a reencontrarse con una gran dama de la escena: Jeannine Mestre metiéndose magistralmente —emanando una admirable serenidad— en la piel de la autora; una historia real de una mujer que afronta la muerte de su marido, mientras que su hija está en coma. “Un relato intenso, pero con más humor de lo que uno se imaginaría, y desconcertante”, dicen desde Guindalera Teatro, productores de la obra. 

Clásica

Sinestesia con un piano por Miguel Pérez

La Fundación Juan March (calle de Castelló, 77; www.march.es) siempre apuesta por dar una vuelta de tuerca a sus programas; nada se deja al azar, nada es superfluo. Todo resulta enriquecedor y la experiencia es transversal. Durante el mes de noviembre se ha empeñado en hacernos ver que la música, soberana del reino de lo audible, puede verse como una pintura. Que la música tiene color.

Por eso el programa del miércoles, con Eduardo Fernández al piano, es un reto en sí mismo: los Preludios, de Scriabin, acompañados de proyecciones lumínicas. Eso significa que cuando suene uno en do mayor veremos —y oiremos— el rojo más intenso. Scriabin creó una ruleta de correspondencias sinestésicas entre los colores y las tonalidades, no basada en una locura, sino en la óptica de Newton. Si Rimski-Korsakov ya lo había hecho asociando un color a cada nota, Scriabin decidió ir más allá y hacer lo mismo con las tonalidades. Así, si mayor y menor son de un azul zafiro, y sol mayor de un naranja ardiente. Pero mejor que explicarlo es ir a verlo el miércoles, ya que la entrada es gratuita. 

Rock

La 'banda de la chica' y su ruidosa melodía por Íñigo López Palacios

Hay que tener muy mala suerte para que tu primer concierto en Madrid sea exactamente a la misma hora en que la selección española de fútbol debuta en el mundial de Brasil. A Girl Band le pasó eso en 2014. Así que medio centenar de personas vimos un conciertazo, mientras millones de futboleros veían a La Roja perder 5 a 1 frente a Holanda.

Se corrió la voz y cuando en 2015 el cuarteto irlandés regresó a la ciudad, en esta ocasión al Festival Villamanuela, muchos se quedaron fuera porque la sala estaba a rebosar. Así que esta tercera visita, el martes en Moby Dick (avenida de Brasil, 5; www.mobydickclub.com; apertura puertas 21.00; 16 euros), tiene algo de debut.

En dos años les ha dado tiempo de firmar con Rough Trade y publicar su primer largo, Holding hands with Jamie, pero las bases de su sonido, lo que alguien llamó guitar techno —etiqueta que a pesar de ser absolutamente certera puede hacerles parecer otra cosa—, siguen intactas. Ruido y melodía moviéndose guiados por una batería recia como un bombo de Detroit da como resultado una música tan energética que podría iluminar una ciudad pequeña. 

Sandra Hüller, en la película 'Toni Erdmann', dirigida por Maren Ade.
Sandra Hüller, en la película 'Toni Erdmann', dirigida por Maren Ade.

Cine

Lo mejor de la última filmografía europea por Gregorio Belinchón

En los últimos 10 años el Parlamento Europeo ha entregado el Premio LUX a la mejor película europea del año. Como celebración de esta década, la Oficina del Parlamento Europeo en España inaugura la primera muestra Cine LUX en Madrid, “que pretende difundir algunas de las mejores películas del cine europeo actual y centrar la atención en el debate público acerca de la Unión Europea”. Durante tres días —del próximo viernes al domingo—, se proyectarán algunos de esos filmes en el Círculo de Bellas Artes. Entre ellos, la comedia alemana Toni Erdmann, considerada por la crítica internacional la mejor película del año (se proyecta el sábado), y la película de animación Mi vida como un calabacín, una joya de la stop motion (se verá el domingo). Además de las sesiones, se impartirá un taller de cine de animación para niños.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50