Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La niña estaba en estado de shock, como si hubiera visto al diablo”

Un policía relata cómo encontraron a la tercera víctima del supuesto pederasta de Ciudad Lineal

La tercera niña víctima del supuesto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ángel Ortiz, de 44 años, se encontraba "en estado de shock" cuando fue liberada en la calle de Jazmín, según lo ha relatado un policía que atendió a la menor aquella noche. "Me miró como si hubiera visto al diablo, con una cara de horror porque era un hombre", ha añadido. 

Antonio Ángel Ortiz, el supuesto pederasta de Ciudad Lineal.

"¿Va a volver ese señor?"

En la sexta sesión del juicio también han declarado dos agentes de un radiopatrulla que atendieron en primera instancia a la primera víctima del presunto pederasta de Ciudad Lineal, el 24 de septiembre de 2013 en el distrito de San Blas. Los policías subieron a la vivienda de esta niña, que estaba abrazada a su madre y muy asustada.

La menor relató a los agentes que un hombre "muy fuerte" la había subido a su coche, de color gris, y allí había abusado sexualmente de ella. "Nos preguntaba con mucho miedo: "¿Va a volver ese señor? Estaba muy asustada", ha relatado la agente.

El policía acudió a la calle de Jazmín la noche del 17 de junio de 2014 justo cuando salió la alerta de que la niña, con seis años y de origen chino, había aparecido. Estaba abrazada a la mujer que la encontró y avisó al 091. Desde entonces, el agente se encargó de que se protegieran las pruebas contra agresor. Coordinó la llegada de la ambulancia del Samur y pidió a los facultativos que utilizaran una sábana nueva y limpia para evitar que se contaminaran los vestigios. También controló el traslado al hospital La Paz, donde se le aplicó el protocolo de personas víctimas de abusos sexuales.

El funcionario se acercó a la niña pero esta ni siquiera le miró: "Estaba en un estado de shock como no he visto nunca. No soltó ni una sola palabra. Estaba muy afectada. Noté ese susto y esa presión que estaba sufriendo. No me acerqué a ella para no incrementar ese sentimiento".

Una agente se subió a la ambulancia y la acompañó hasta el hospital. Los policías recogieron las pruebas que le hicieron en el servicio de urgencias. Estas fueron remitidas a la Brigada Provincial de Policía Científica.

El policía que ha declarado también intervino en la cuarta agresión, el 22 de agosto de 2014, cuando una niña española de origen dominicano de nueve años fue capturada. La menor estaba jugando con su abuelo en un parque del distrito de Hortaleza cuando se fue a orinar entre dos coches. En ese momento se acercó "un hombre corpulento" y le dijo que le acompañara porque iban a darle una sorpresa a su tío. En ese instante le dijo que se subiera a su coche y se quedara entre el asiento del copiloto y los asientos traseros. "La menor dio algunos detalles como que el coche tenía los reposabrazos empotrados y que llevaba un llavero verde", ha destacado el funcionario, en la sexta sesión del juicio.

El agente también participó en la reconstrucción de la agresión de la menor. La acompañaron al parque en la que fue capturada y en el solar junto a la estación de metro de Canillejas y la M-40 donde el supuesto pederasta la agredió sexualmente y después la liberó. También interrogó a la dependienta de la tienda en la que entró durante la cuarta agresión para comprar una lata de crema. "La mujer dependienta, de origen chino, nos dijo que las cámaras que tenía el establecimiento no grababan. Cuando el hombre fue a pagar, giró el rostro para que no pudiera verle bien, nos dijo esta testigo", ha comentado este investigador. "Le llamaron mucho la atención lo corpulento que era y el brazo tan grande que tenía. Iba con una camiseta de tirante", ha añadido.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >