Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP expedienta a sus concejales en Fresno de Torote

El comité de garantías ha propuesto la suspensión de militancia de los ediles

El Partido Popular (PP) de Madrid ha abierto un expediente disciplinario contra los cuatro concejales de esta formación en Fresno de Torote (2.000 habitantes), después de que facilitasen el pasado 18 de octubre que la facción afín de Podemos, Serracines Se Puede, se hiciera con la alcaldía en una moción de censura. El Comité Regional de Derechos y Garantías decidió el pasado martes en su reunión proponer la suspensión cautelar de militancia y funciones a los cuatro ediles.

Fachada del Ayuntamiento de Fresno de Torote. Ampliar foto
Fachada del Ayuntamiento de Fresno de Torote.

Un pleno extraordinario arrebató la alcaldía a Javier Laguna (de Impulso Democrático), que gobernaba con el apoyo de Futuro Serracines y el edil del PSOE. El regidor, de una formación independiente, había militado con anterioridad en el PP. La moción de censura salió adelante con los votos de los cuatro ediles populares, Vecinos por Fresno y Serracines (un concejal) y Serracines Se Puede (un edil). El equipo de gobierno saliente sumaba solo cinco votos, frente a los seis que arrebataron el poder al anterior mandatario.

El PP aseguró que sus concejales apoyaron al candidato de Serracines Se Puede, Francisco Galera, en contra de las instrucciones del vicesecretario Territorial del PP de Madrid. Esto le llevó hasta el sillón de alcalde, pese a ser de una formación afín a Podemos. El comité regional de garantías aprobó la incoación de incoación de un expediente disciplinario contra los cuatro concejales del Ayuntamiento de Fresno de Torote, designar un instructor del procedimiento y proponer la suspensión cautelar de militancia y funciones al Comité Nacional de Derechos y Garantías para su aprobación.

Los impulsores de la moción de censura argumentaron como motivos el despido de varios trabajadores municipales, la falta de convocatoria de los plenos ordinarios y el nombramiento como secretaria a una concejal, pese a que este puesto debe cubrirse por un funcionario. También acusaron al anterior alcalde de “una forma de gobierno prepotente”.

Auditoría externa

El acuerdo entre los nuevos socios de gobierno incluye una auditoría externa para zanjar las responsabilidades y las posibles irregularidades durante los dos últimos mandatos, además del compromiso de que, si alguno de los firmantes resulta condenado, dimitirá de sus cargos. Todas las decisiones se tomarán por unanimidad, según este pacto de gobierno.

El pleno donde se aprobó la moción de censura contó con una gran asistencia. Los detractores del PP protagonizaron momentos de tensión al abuchear a su líder y anterior alcalde, Mariano Blanco. Le tacharon de tránsfuga. Los partidarios de la moción aplaudieron a los ediles populares.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram