Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado por humillar a su hija en su 12 cumpleaños

El progenitor la insultó y se burló de su dislexia. Cumplirá 20 días de trabajo comunitario

Ciudad de la Justicia de Valencia.
Ciudad de la Justicia de Valencia.

La Audiencia de Valencia ha confirmado una condena de 20 días de trabajo en favor de la comunidad a un hombre por burlarse de la dislexia de su hija en su fiesta de cumpleaños, llamarla "gorda" y decir que la ropa no le venía "porque tenía mucha celulitis". El progenitor hizo las manifestaciones delante de familiares y amigos de la hija, lo que según la sentencia hizo que la menor, que cumplía 12 años, "se sintiera todavía más afectada".

Los hechos ocurrieron en febrero de 2015, cuando los padres se hallaban inmersos en un tormentoso proceso de divorcio, según fuentes conocedoras del caso.

El hombre negó la acusación y la atribuyó a un plan de la madre para perjudicarlo en el pleito por divorcio. Ante las versiones contradictorias, la magistrada del Juzgado de Instrucción número 2 de Sagunto se inclinó por la versión de la menor, entre otras razones, por "el dolor con el que narró los hechos" durante la vista oral.

La condena por un delito de injurias leves en el ámbito familiar considera probado que el padre hizo los comentarios vejatorios mientras la menor recibía los regalos. Entre ellos, que no leería un libro que acaban de darle no debido a su dislexia, sino "por vagancia".

La juez consideró reforzada la verosimilitud de la denuncia por el hecho de que la menor no le contó lo sucedido a su madre, sino al pediatra que la atendió un mes después del cumpleaños por problemas digestivos. El relato de la chica fue dejada por escrito por el facultativo que la atendió, y fue valorada como prueba en el juicio.