Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN Qué fue de la noche madrileña

Sí, ha cambiado

La vida nocturna madrileña lucha por recordar aquellos tiempos en los que era conocida como la ciudad que nunca duerme

Hablamos de la noche de Madrid y nos referimos a eso que se conoce como “el centro”. Uno alberga la esperanza de que en algún lugar, fuera, esté pasando algo. Que cualquier día de estos descubramos que en la comunidad latina de Carabanchel, o en una zona de Leganés, o donde sea, se estaba fraguando algo bien gordo y nos dé un bofetón que nos saque del letargo.
Porque hoy la noche es hostelera. Por necesidad. Horarios restringidos, menor gasto por cliente. Hay que optimizar cada minuto de barra, cada hora tiene que rendir como una noche entera de esas épocas, tan lejanas que suenan a batallita, en las que, dicen, Madrid no dormía, y los locales estaban llenos seis días a la semana. Entonces las actividades culturales servían para distinguir a unos de otros. Para atraer clientela. Hoy son una máquina de perder dinero.

Se programa casi por amor al arte. Invertir dinero en un buen sonido es casi una excentricidad. No hay una escena, sino muchas. Atomizadas, aisladas, diminutas. Una noche de trap allí, dos bandas de garaje rock por acá y un puñado de voluntariosos clubes de electrónica.
Es el resultado de la peculiar visión del mundo del PP, que rigió la ciudad durante décadas. Opinaba que la libertad de horarios es una cosa genial, salvo si hablamos del ocio nocturno. Está fenomenal que uno vaya a comprar muebles un domingo por la mañana. Pero bailar en un club, no. Eso no. Eso es pecaminoso.

Asómbrense: en Madrid se cumple eso de “créate una fama y échate a dormir”. La vida nocturna madrileña es su mayor atractivo turístico, según un estudio realizado entre expertos de marketing turístico en FITUR. Si piensan eso de Madrid, qué opinarían de Berlín, Ámsterdam... ciudades con una oferta deslumbrante. La capital holandesa tiene incluso un alcalde para la noche.
Desde la llegada de Manuela Carmena, los cambios han sido sutiles, casi imperceptibles. La iniciativa Madrid me gusta, al menos acepta esta realidad. Que sirva de algo. Ya lo vamos viendo. Si eso…

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información