Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete trinitarios detenidos por la muerte de un menor en Vallecas

En lo que va de 2016 han sido arrestadas 131 personas relacionadas con bandas latinas, solo ocho menos que durante todo el año anterior

Sanitarios en el lugar donde murió un joven de 17 años en Vallecas. Ampliar foto
Sanitarios en el lugar donde murió un joven de 17 años en Vallecas.

La Policía Nacional ha detenido a siete integrantes de Los Trinitarios por su presunta relación con la muerte de un menor en Vallecas el 25 de septiembre. Cuatro de los arrestados de esta banda latina son menores de edad. Las autoridades destacan que entre los detenidos se encuentra, previsiblemente, el autor material de la puñalada que terminó con la vida del joven ecuatoriano de 17 años. Pertenecía a un grupo rival, Los Ñetas. La operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones. En lo que va de 2016, han sido arrestadas 131 personas relacionadas con bandas latinas, solo ocho menos de las detenciones realizadas por esta actividad durante todo el 2015.

La delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha sido la encargada de ofrecer este martes los detalles de la llamada operación Yedra, iniciada ayer. Ha explicado que la intervención se ha desarrollado paralelamente en tres ciudades españolas: Madrid, Alcorcón y Málaga. Entre los apresados hay cuatro menores con edades comprendidas entre los 14 y los 16 años que ya han pasado a disposición de la Fiscalía de Menores. Los otros tres son adultos: dos tienen 19 años y otro 18. Todos ellos están acusados de dos delitos de homicidio, uno consumado y otro en grado de tentativa, y de pertenecer a una banda criminal.

Los acontecimientos sucedieron el 25 de septiembre cuando dos grupos de adolescentes se encontraron en la calle Puerto de Monasterio, en el distrito madrileño de Puente de Vallecas. Los detenidos habían planificado la agresión. Según fuentes policiales, se acercaron de forma premeditada a la zona, frecuentada por Los Ñetas, provistos de armas blancas y objetos contundentes. El objetivo de Los Trinitarios, dominicanos, era arrebatar el control del territorio a Los Ñetas, ecuatorianos. Uno de sus miembros murió durante la reyerta y otro sufrió considerables heridas en abdomen, pecho y brazo. La respuesta de Los Ñetas no se hizo esperar y, solo 24 horas más tarde, intentaron vengar a su compañero de filas. El ataque acabó con un trinitario herido por un disparo.

Otro homicidio en marzo

Históricamente, Vallecas ha sido una zona bajo poder de Los Ñetas, sin embargo Los Trinitarios cada vez son más y quisieron dejar constancia de su superioridad aquella noche. El jefe de la Brigada de Información, Germán Rodríguez Castiñeira, ha destacado durante la rueda de prensa que en la zona de la pelea, cercana a la avenida de La Albufera, se encontraron armas blancas y "machetes manchados de sangre”. Ha reseñado que la de Los Trinitarios es la "banda preponderante" de Madrid y que en lo que va de año han sido detenidos 41 del casi centenar de miembros que se cree que tiene.

La reyerta de Vallecas no es un caso aislado. En marzo, un joven de 20 años fue asesinado en una pelea multitudinaria entre bandas latinas en los aledaños de la Puerta del Sol, en pleno centro de Madrid. Otro joven de 18 años fue hospitalizado por heridas graves. La puñalada mortal fue asestada por un joven de 19 años. Las peleas entre bandas son una constante en la capital y han costado la vida a 13 personas desde el año 2000. Sus territorios están perfectamente delimitados en áreas de influencia. Los Trinitarios dominan los distritos de Carabanchel o Usera y localidades como Alcorcón, Leganés y Fuenlabrada. Los Ñetas son mayoría en los distritos de Tetuán y Vallecas. Los Latin King y otras bandas quedan hoy como residuales, pero todavía conservan el control en Alcobendas (Yekas) o Torrejón (Big Boys).

Hace unos días, el fiscal superior de Madrid, Jesús Caballero Klink, abogaba por lograr la disolución de estos grupos. Advertía del repunte de la actividad criminal de las bandas. “Hay un repunte cualitativo de la violencia relacionada con las bandas latinas, pero no es una situación insólita”, ha reconocido Rodríguez Castiñeira. Ha recordado que en 2012 también se produjeron dos homicidios relacionados con estos grupos. En lo que va de año, 61 operaciones han acabado con 131 detenidos. En 2015 se arrestó a 139 miembros de bandas latinas, una cifra que casi dobla a las de 2014, cuando sin producirse víctimas mortales se apresaron a 77 personas. En la actualidad, la policía calcula que existen 350 miembros activos, aunque tiene fichados a más de mil. Desde 2012, los agentes han arrestado a más de 1.300 personas. Sus armas habituales son los machetes, que pueden comprar libremente, tan solo aportando el carné de identidad. 

Una copia de América

Las bandas latinas imitan en la vestimenta, los símbolos y la estructura a las organizaciones criminales asentadas en América Latina, donde secuestran, extorsionan, asesinan y dominan mercados ilegales, como los del narcotráfico, la prostitución o las armas. Se asentaron en la capital, donde se concentra el 80% de su actividad, como meras copias de los grupos originales a finales de los noventa. Son integradas por adolescentes y su agrupación responde al país de procedencia. El Ministerio de Interior creó en 2014 un grupo especializado para investigar estas bandas, solo unos meses antes de que se produjera la primera víctima mortal. Su cénit llegó en 2006, cuando las autoridades contabilizaron a más de 800 afectos en estos grupos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información