Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO y UGT emplazan a ELA y LAB a impulsar los convenios colectivos

Se concentran en Bilbao bajo el lema "Contra los contratos basura, los bajos salarios y la precariedad"

Unai Sordo (CC OO) y Raúl Arza (UGT) en una concentración por los contratos dignos
Unai Sordo (CC OO) y Raúl Arza (UGT) en una concentración por los contratos dignos

Los sindicatos UGT y CC OO de Euskadi han llamado al resto de sindicatos vascos a impulsar la negociación de los convenios colectivos "buscando soluciones para los 380.000 trabajadores que no lo tienen, y no culpables", como manera de "condicionar la precariedad y ayudar a aumentar los salarios de los trabajadores". Los secretario generales de CC OO y UGT de Euskadi, Unai Sordo y Raúl Arza, respectivamente, han participado este jueves en una concentración de delegados en Bilbao, bajo el lema "Contra los contratos basura, los bajos salarios y la precariedad", organizada con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, que convoca la Confederación Sindical Internacional (CSI).

Sordo ha dicho que se trata de una jornada de reivindicación "importante" porque "en el mundo ahora mismo hay 200 millones de personas que quieren trabajar y no pueden, 30 millones más de personas en el paro de las que había al inicio de la crisis, hay 2.000 millones de personas que trabajan sin un contrato en situaciones de explotación, y hay 168 millones de niños atrapados por el trabajo infantil y la explotación más descarnada del capitalismo". Ante esta realidad "incuestionable y terriblemente dura", el movimiento sindical internacional, y CC.OO. y UGT con él, exigen "un cambio de orientación de las políticas económicas en todo el mundo". Sordo ha dicho que las "instituciones multilaterales no pueden seguir impulsado políticas que austeridad que, aunque se diga lo contrario, están impidiendo crear empleo".

El líder de CC OO Euskadi ha reclamado "poner la creación de empleo en el centro de la orientación de la política económica" ya que, a su juicio, "a día de hoy eso no es así ni en Euskadi, ni en España, ni en Europa, ni en el mundo". "Hay que cambiar la orientación de las políticas y que el empleo sea la prioridad número uno", ha insistido. Asimismo, ha considerado necesario recuperar "herramientas de intervención sindical". En ese sentido, ha lamentado que la negociación colectiva "está desaparecida, no existe en muchos países del mundo, y se está tratando de reventar también en los países llamados del tercer mundo".

Por su parte, el secretario general de UGT Euskadi, Rául Arza, ha hecho un llamamiento al resto de agentes sindicales porque "los contratos y subidas salariales están condicionadas por el bloqueo de la negociación colectiva". Según ha dicho, "podríamos utilizar la negociación colectiva para limitar el uso de la contratación temporal y para aumentar nuestros salarios".

Por eso, ha hecho un llamamiento conjunto a los sindicatos vascos "para buscar soluciones y no culpables y pensar más en los 380.000 trabajadores que no tienen convenio colectivo", porque el convenio colectivo "puede ser una manera muy importante para condicionar la precariedad y aumentar los salarios de los trabajadores". Arza ha reclamado al conjunto de los gobiernos que pongan en marcha políticas que "faciliten los derechos laborales y sociales de los trabajadores donde no los tienen o, incluso, donde los tenemos amenazados".

Entre los problemas existentes en el mercado laboral vasco, Arza ha citado "la precariedad, los contratos basura y los bajos salarios" que, según ha denunciado, son "consecuencia de las políticas del PP y de la reforma laboral". "No puede ser y no entendemos como, vaya bien o vaya mal la economía, más del 93% de los contratos que se realizan en Euskadi son temporales y, prácticamente uno de cada dos no dura más de un mes", ha criticado.

Por ello, ha confiando en que el próximo Gobierno "no tenga la tentación de rebajar las indemnizaciones a los trabajadores de 20 a 12 días". Asimismo, ha hecho un llamamiento a los gobiernos central y vasco para que "acaben con la interinidad de miles y miles de trabajadores que tienen sus contratos temporales, cuando ocupan puestos de naturaleza fija, como ocurre en Educación, Osakidetza y Lanbide". "Son puestos de trabajo fijos y es necesario que, de una vez por todas, el Gobierno vasco convoque unas OPE que puedan estabilizar a esa plantilla tan importante que, en muchos casos, tiene una temporalidad superior a la que se da en el sector privado".

"En lo que depende de nuestros gobiernos, exigimos que se ponga en marcha una subida importante de los salarios de nuestros pensionistas y funcionarios, y del salario mínimo interprofesional, porque no puede ser que el SMI esté solo en los 655 euros", ha dicho, para demandar una subida del SMI hasta "los 800 euros, porque serviría de arrastre también para la subida de los salarios en el sector privado".

Más información