Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baltar padre se erige en víctima de un “chantaje” ante la juez que lo acusa

La mujer que denunció a su hijo por ofrecerle un empleo a cambio de sexo grabó también al exbarón popular

Baltar padre, a su llegada a los juzgados de Ourense para declarar como investigado.
Baltar padre, a su llegada a los juzgados de Ourense para declarar como investigado.

La causa judicial que investiga si el presidente de la Diputación y del PP de Ourense, José Manuel Baltar, ofreció un empleo público a una mujer a cambio de que mantuviera relaciones sexuales con él ha llevado este jueves a los juzgados a su padre, el hombre de quien heredó los cargos que ocupa. José Luis Baltar Pumar ha declarado como investigado ante la titular del juzgado de instrucción número 3 y ha centrado su defensa en proclamarse víctima de un "chantaje", según explican fuentes judiciales.

El político jubilado ha acusado a la denunciante de intentar forzarle para conseguir un empleo pero ha añadido que se enteró por la prensa de que la mujer acusaba además a su hijo de pedirle sexo a cambio del puesto de trabajo. Baltar solo respondió a las preguntas de su abogado y del fiscal, según ha explicado, al terminar la declaración, el abogado de la acusación particular, Miguel Caride. El letrado del partido Democracia Ourensana ha afirmado que Baltar no negó en ningún momento ante la juez haber hablado con la denunciante y con "otras personas" porque antes "se le acercaba mucha gente para pedirle favores y cosas".

El patriarca de los Baltar, la familia que controla la principales instituciones políticas de la provincia de Ourense desde hace casi 30 años, ha llegado a los juzgados poco antes de la hora a la que estaba citado (11.30 horas) y se ha negado a hacer declaraciones también al abandonar el edificio. Su comparecencia como investigado por cohecho y tráfico de influencias en el escándalo judicial que salpica a su hijo se debe a que la denunciante ha presentado ante la juez grabaciones en las que el veterano político habla también del empleo en el organismo provincial supuestamente prometido por su suceso a cambio de sexo.

La conversación, divulgada por eldiario.es, se produjo en 2015, cinco años después de que, según el testimonio de la denunciante, su hijo le hubiera prometido el empleo en la Diputación a cambio de sexo. La mujer le insiste al patriarca en la promesa incumplida y este se queja de las dificultades que encuentra ahora para enchufar. "Ni se puede hablar por teléfono porque te enganchan. Mira cómo está la gente procesada simplemente por pedir una recomendación", se lamenta quien fue presidente de la Diputación ourensana entre 1987 y 2012.

Baltar fue en un principio citado para el pasado mes de junio pero su defensa, que intentó anular la causa sin éxito, logró aplazar la declaración alegando que no había tenido acceso a las cintas que han propiciado su imputación.

Después de más de dos décadas como presidente de la Diputación y del PP de Ourense, los problemas judiciales se le han acumulado a Baltar padre justo al final de su carrera. En 2014 fue condenado por prevaricación por colocar a un centenar de personas en la Diputación sin cumplir los más mínimos requisitos legales. Los enchufes se habían producido en 2010, en la época en que el PP de Ourense celebraba el congreso en el que su hijo compitió con Juan Manuel Jiménez Morán, el candidato apoyado por Alberto Núñez Feijóo, por la presidencia del partido. Los compromisarios populares se decantaron por Baltar, que salió de la votación a hombros de su padre.

Desde aquel fracasado intento de Feijóo de arrebatarle el poder a la familia Baltar, padre e hijo han contado con el apoyo sin fisuras del presidente de la Xunta, que ha defendido a capa y espada la inocencia del actual presidente ourensano y ha avalado que siga conservando sus cargos públicos pese a las graves imputaciones que arrastra. Durante la pasada campaña electoral de las autonómicas, José Manuel Baltar tuvo un papel destacado y protagonizó diversos actos tanto con Feijóo como con Mariano Rajoy. Ourense fue la provincia donde más incrementó los votos el PP.