El círculo de Ada Colau acelera en la creación del partido de izquierdas

Barcelona en Comú afirma que solo es una propuesta e ICV señala que ya está hacinedo su propio proceso participativo

Xavi Domènech y Ada Colau, en el centro de la imagen, en un acto de los comunes.
Xavi Domènech y Ada Colau, en el centro de la imagen, en un acto de los comunes.

Barcelona en Comú, el partido de Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, está acelerando la construcción del nuevo partido de izquierdas para que pueda concurrir a las futuras elecciones catalanas. BComú ha creado un grupo, integrado por una docena de personas, algunas de ellas de Guanyem, la formación original de Colau, que ha elaborado un plan de trabajo y propone crear una promotora de 30 o 40 personas con el fin de divulgar un manifiesto este octubre y de expandirse en el territorio. Miembros de BComú matizan que su propuesta no definitiva y que parten de un debate previo y un guion compartido con los socios. Iniciativa ha aprobado su documento y está realizando su propio proceso. Podem y Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) aún no lo han empezado.

Más información
Ada Colau impulsa la creación de un nuevo partido de izquierdas
Colau capitanea la defensa del referéndum pactado
Los ecosocialistas han aprobado su propio documento que ahora está siendo debatido en las agrupaciones locales

Bajo la premisa de que el espacio debe ser soberanista y de izquierdas, —es decir, con derecho a decidir sobre el territorio— Barcelona en Comú aprobó en julio un primer documento incorporando cuatro ejes sobre hipotéticas ponencias: modelo de país; garantizar derechos humanos y sociales; defensa del bien común y soberanía y plurinacionalidad. Tras ese texto, Barcelona en Comú activó la víspera de la Diada un grupo de trabajo para desarrollar el proyecto. Los textos apelan al procedimiento sobre la construcción del relato, la elección de dos o tres portavoces de la plataforma, coordinar los espacios y lanzar campañas para difundir el manifiesto.

El esquema pretende activar el proceso y no demorarlo pese a la incógnita de unas terceras elecciones generales. El objetivo de Barcelona en Comú es asentar las bases ideológicas y aplazar a más adelante la cuestión orgánica. Ninguno de los posibles socios discute ese esquema para evitar así susceptibilidades. Miembros de los comunes, como así les gusta denominarse, sostienen que el diseño que plantean es solo una propuesta e insisten en que no es la del futuro espacio aunque pueda ser muy similar a otras que surjan. “Es que parte de debates previos y un guion compartido, que se ha socializado con los otros actores”, dicen apuntado que la hoja de ruta será sometida a enmiendas. BComú prevé celebrar una nueva reunión este fin de semana.

“Me parece muy bien que hagan propuestas pero más adelante se deberá hacer de forma fraternal entre todos", dice Joan Giner, de Podem
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El nuevo espacio será heredero de En Comú Podem, la coalición en el Congreso, integrada por BComú, Iniciativa per Catalunya, Podem y Esquerra Unida i Alternativa. De todos los futuros integrantes, solo los ecosocialistas han arrancado también su propio proceso interno. El consejo nacional de los ecosocialistas aprobó el pasado 17 de septiembre un documento sobre el futuro partido y el texto está siendo discutido por sus agrupaciones locales. BComú, que está a punto de abandonar su sede de la calle de Castillejos para trasladarse a otra mayor —ha sido el cuartel general de la coalición en campaña electoral— ha tomado la delantera porque ya validó su primer documento en julio. Miembros de Iniciativa recalcan que parten de ideas conjuntas y que cada una de las partes las está desarrollando.

Podem, que acaba de estrenar dirección, aún no ha empezado el proceso interno ni tampoco EUiA, que celebrará en octubre su asamblea. Albano Dante Fachin, líder del partido morado, tiene buena sintonía con los comunes, pero reivindica siempre el papel que debe desempeñar su partido. El puzzle es complicado porque BComú aporta el liderazgo de Ada Colau y la idea; Iniciativa reivindica su caudal político, su historia y sus cuadros y Podem, la marca. El diputado Joan Giner, número dos de Podem, da por buenos los pasos que ha dado Barcelona en Comú. “Me parece muy bien que hagan propuestas y que tengan iniciativas. Pero todo debate más adelante se deberá de hacer de forma fraternal entre todos. No tengo la sensación de que se haya actuado con unilateralidad sino por ahora al contrario”, asegura.

“Dibujan un camino, un camino pero aún es muy embrionario", dice Salado, de EUiA, que  celebrará este octubre su asamblea

Toni Saladó, de EUiA, dice que el texto es un documento cero. “Dibujan un camino, un método”, señala afirmando que es proceso es aún muy embrionario. EUiA es, por tradición, entusiasta de la confluencia pero pone cuatro condiciones: que sea plural ideológicamente, que funcione por democracia real y asamblearia —una persona un voto—; que integre a personas y partidos y que tenga referentes en España y Europa. En cualquier caso, afirman que se trata de primeros borradores y que todos deberán participar en igualdad de condiciones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS