LA SEMANA POR DELANTE

La belleza de los celos y otras recomendaciones

La ópera 'Otelo' encabeza las sugerencias de esta semana

EL PAÍS

ÓPERA

La belleza de los celos

Los dramas de Shakespeare ya son de por sí una tormenta perfecta. Un torrente de cruces de diálogos casi divinos aderezados con una literatura exquisita y siempre inspirada. Pero si los trasladamos al mundo de la ópera, pocos serán los que puedan negar que Verdi estuvo a la altura y engrandeció con osadía la obra del bardo inmortal con una música de una emoción sin límites. Estos días podemos ver en el Teatro Real la versión musicada de 'Otello', una de las óperas de Verdi que más fiereza pone en la transmisión de unos sentimientos casi animales. Los celos son el personaje principal de una obra en la que Gregory Kunde se encarga de encarnar al 'Moro de Venecia'. Si bien no es la producción más vanguardista ni inspirada de todas las que han pasado por la Plaza de Oriente, la música y el texto siguen siendo incuestionables sea la producción como sea. Esta semana habrá funciones los días 25, 27, 29 y 30 de septiembre y 2 de octubre.

ARTE

DKV 'resucita' el Lázaro Galdiano

Antes de convertirse en uno de los mejores museos madrileños gracias a la generosidad del editor y coleccionista José Lázaro Galdiano, el palacete de la calle Serrano era la vivienda del mecenas y de su familia. Las salas que hoy vemos con deslumbrantes cuadros de El Bosco, Goya, el Greco, Murillo, Zurbarán o Lucas Cranach el Viejo fueron los salones, los dormitorios o el despacho de Lázaro. Aquel aire de familia resucita ahora con una exposición de arte contemporáneo en la que una treintena de piezas de la colección DKV reinterpretan el uso original del edificio.

Bajo el título de Rehabitar el espacio: presente, pasado y futuro (hasta el 15 de enero), obras de artistas españoles contemporáneos pasean por las viejas estancias con piezas que hacen alusión a la vida original del edificio. Hay obras de Manu Blázquez, Bernardí Roig, Eugenio Ampudia, Juan Manuel Castro Prieto, Patricia Dauder, Ignacio Llamas o Cristina Lucas. Las obras han sido elegidas de entre las 600 que integran la colección. La colección DKV, con sedes en Zaragoza, Barcelona y Madrid, no visitables por el público, se expone por primera vez en Madrid. Creada en 2008, está centrada en creadores españoles emergentes.

Aunque el resultado de todo el recorrido resulta deslumbrante, destaca la primera planta de la casa . Allí, los techos, pintados por Eugenio Lucas Villamil, descubren la función de cada sala: comedor de gala, gabinete de música, gabinete de literatura, salón de baile o el tocador, desvelando “el bagaje cultural del coleccionista” . Para estos espacios las comisarias han seleccionado los trabajos de José Ramón Amondarain y Alain Urrutia, cuyas propuestas precisamente actualizan la tradición pictórica española. Amondarain dialoga con La fábula de Aracne, el lienzo de Velázquez conocido como Las hilanderías y Urrutia trabaja con distintas estrategias —enmascarado, borrado, fragmentado— para desvelar los mecanismos de la representación que en la pintura clásica permanecían ocultos.

TEATRO

Foto cedida por el Museo Lazaro Galdiano.
Foto cedida por el Museo Lazaro Galdiano.EL PAÍS

Secretos de familia

El año pasado la autora y actriz María Montenegro estrenaba Animales doméstico, obra que también dirigía junto con Claudia Coelho, en la Sala Tú (Velarde, 15). Tras el éxito de esta surrealista pieza ahora ponen en escena, en esta misma sala, Flor de Pascua (El recuerdo de un recuerdo) interpretada por Cristina Juan, Manuel Brun y David Sánchez. En este drama de fantasmas conoceremos la historia de Tomás, un político de 35 años cesado de su cargo, que regresa a casa de sus padres con la intención de vivir con ellos. Volver al lugar donde creció le hará reencontrarse con un pasado cargado de luces y sombras. En clave expresionista y con ciertos tintes góticos, Tomás irá capeando viejos traumas y tendrá que asumir secretos inconfesables sobre su familia y sobre sí mismo. Con toques cargados de amargura, la obra retrata a la generación de los noventa, que creció entre promesas de un futuro próspero y ahora en realidad no cuenta con medios para realizarse y salir adelante. 

DANZA

Del barroco al flamenco

Mañana lunes 26 será la última jornada del ciclo "Viaje al centro de la danza", que se ha estado viendo en la Sala Negra de los Teatros del Canal y que permite valorar los proyectos que se fraguan en estos momentos en el centro coreográfico adjunto al teatro titular de la región madrileña. Cierra la edición Carolina Pozuelo y su compañía con "Clavileño, Sueños en movimiento", donde la artista es en solitario intérprete y coreógrafa, para lo que ha trabajado sobre músicas de José Luís Montón y David González. La dirección escénica es de Manuel Canseco y cuenta con la voz de Juan Carlos Talavera. "Clavileño, Sueños en movimiento" es, según su creadora, "un espectáculo en el que se combinan, de forma coherente y natural, dos estilos diferenciados como son el clásico y el flamenco a través de la música y la danza". Para ello parte "desde el estilo lejano y peculiar de las danzas barrocas, ancestro de la escuela bolera que a su vez es origen del flamenco", troncos donde se conforman y representan las raíces de nuestra danza española más actual.

Bailes de tradición como "Canarios", "Pasacalles" y "Panaderos de la flamenca", conservando sus rasgos barrocos originales, se mezclan con la soleá, la bulería o la farruca, hasta integrarse en una rica mezcla entre la herencia barroca y el flamenco de hoy. Esta variante en la que lo clásico y lo flamenco se aúnan da lugar al hallazgo y al estilo de "Clavileño…", un espectáculo donde se verifica la unión de tres artistas que desde la música y la danza presentan su peculiar forma de entender el arte del baile español más universal.

POP

Lawrence de Nueva Zelanda

Como Lawrence Arabia hace pop, y es un pop tan fino y accesible, parece que va a conseguir dar el salto a la fama desde su debut hace ya diez años, pero no. También hay que tener en cuenta que es neozelandés, tierra de espléndidas bandas que nunca cumplieron las expectativas comerciales que se puso en ellas. Aunque después de Lorde el tradicional aislamiento del país es una excusa solo a medias. El caso es que el jueves, James Milne, alias Lawrence Arabia, actúa en Costello Club. Presenta su disco A lake, publicado por Flying Nun, que desde que hay memoria es la discográfica que sirve de santuario a lo mejor de Nueva Zelanda. "Este disco le dará el reconocimiento mundial que su música merece", aseguran en la web del sello. No les aconsejo que apuesten su sueldo a ello, pero nunca se sabe.

Abrirá la noche Lois, el proyecto en solitario de Lois Brea, el cantante de los madrileños Trajano! Que ha obtenido cierta relevancia y desde hace un par de años todo el mundo espera que dé el paso a la fama internacional. Les suena la historia ¿verdad?

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50