Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En marcha una campaña para comprar una furgoneta al secretario general de CGT

Diversos colectivos abren un Verkami después de que el vehículo de Ermengol Gassiot apareciera calcinado

Estado en el que quedó el coche del secretario de la CGT.
Estado en el que quedó el coche del secretario de la CGT.

Si ens toquen a una ens toquen a totes”, el tradicional grito de la izquierda anticapitalista, se ha materializado hoy en una campaña solidaria para comprarle una furgoneta al secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT) de Catalunya, Ermengol Gassiot. Un colectivo personas que aseguran ser de “diversos espacios y ámbitos de militancia” han puesto en marcha una campaña de micromecenazgo en la plataforma Verkami para comprarle un nuevo vehículo al sindicalista. La furgoneta de Gassiot apareció calcinada el pasado lunes en una calle de Terrassa. Estaba estacionada correctamente y, según comunicaron los agentes al propio dirigente sindical, el incendio que inutilitzó el vehículo fue provocado. El propio Gassiot aseguró que no le pertocaba “especular sobre quién es el autor del incendio, puede ser alguien que quiera atacar a CGT o un conflicto puntual con una empresa en concreto que no tenga repercusión mediática”.

El sindicato aseguró en un comunicado que el incendio se produjo pocos días después de la manifestación que se realizó en Barcelona contra la represión del caso Som 27 i més. Gassiot es uno de los acusados, y se enfrenta a una petición fiscal de más de once años de prisión, por participar en los altercados que se produjeron en 2013 en la Universitat Autònma de Barcelona (UAB). Unas protestas que acabaron con la okupación del rectorado por parte de los alumnos.

Las entidades que han puesto en marcha esta campaña en Verkami la han titulado como la furgoneta solidaria y relacionan el incendio del turismo con el caso Som 27 i més: “Suponemos que hay quien tiene ganas de hacer recular a Ermen y a todas las personas que, como él, no tienen miedo, ni vergüenza y caminan con la cabeza alta y con toda la determinación en defensa de los derechos de los más débiles”.

La campaña pretendía recaudar 4.000 euros en 40 días. Esta tarde, y en solo cinco horas,  128 mecenas han conseguido los 4.000 euros. “Le devolveremos una furgoneta y el excedente lo destinaremos a una campaña común por el caso Som 27 i mes”.

La recompensa por cada aportación será una entrada para una jornada poético-musical y “el placer de la solidaridad y de demostrar a aquellos que no quieren que luchemos que a nosotros no nos detendrán por muchas amenazas que suframos”.