Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona negocia con Plensa la compra de la escultura ‘Carmela’

La obra permanecerá hasta finales de octubre frente al Palau de la Música

Carmela, la escultura de Jaume Plensa frente al Palau de la Música.
Carmela, la escultura de Jaume Plensa frente al Palau de la Música.

El impactante rostro de Carmela, una escultura de Jaume Plensa instalada desde abril pasado en el vértice del Palau de la Música, podría quedarse en Barcelona. Al menos, esa es la intención que muestra ahora el Ayuntamiento de Barcelona que se encuentra en conversaciones con el artista. Carmela, una cabeza de hierro fundido de 4,5 metros de altura que refleja el rostro de una joven, formaba parte de la exposición temporal que promovió el Palau con el artista catalán. Y esa temporalidad finiquitaba hoy, día en el que Carmela iba a ser desmontada para viajar dentro de un mes y medio a Estados Unidos, donde formará parte de una exposición del artista. “De momento, la escultura permanecerá aquí hasta el 29 de octubre y confiamos en que en ese plazo lleguemos a un acuerdo con el artista con el que estamos manteniendo conversaciones”, explica al pie de Carmela Jaume Collboni, segundo teniente de alcalde y responsable del área de Cultura en el consistorio. Por “conversaciones” se debe entender, entre otras cuestiones, llegar a un acuerdo sobre el precio de la escultura. Algo que se aproximará por medio de una tasación de expertos, apuntan fuentes municipales. Todo parece indicar que el Consejo Asesor de Arte Público ve con buenos ojos la iniciativa.

Collboni quiso dejar claro que la escultura pese al poco tiempo que ha estado expuesta ya forma parte de la imagen de la ciudad. Su ubicación en el vértice del Palau con Sant Pere Més Alt es visible desde Vía Laietana. La escultura se ha hecho popular -rara es la persona que la contempla y no se hace una foto con ella- y se han recogido más de 1.500 firmas instando al consistorio a que no fuera retirada de ese emplazamiento, aunque también hay voces críticas porque es una “atracción” más turística. El responsable de Cultura cree que Carmela es una obra representativa del escultor que debería quedarse en Barcelona. Reconocido internacionalmente y con premios como el Nacional de Artes Plásticas o el Velázquez de Artes Plásticas, entre otros, Plensa no tiene una obra de calado en su ciudad natal: “se podría decir que la ciudad no ha sido justa con él”.

Lo cierto es que el artista ha trabajado en un proyecto que le encargó el anterior gobierno municipal de Xavier Trias. Se trataba de una gran escultura —de 52 metros de altura— también de un rostro femenino realizado con láminas de acero que descansaría sobre una plataforma que se construiría en el espigón del Gas, entre la playa de la Barceloneta y la del Somorrostro. Plensa iba a donar la obra , pero el coste de su instalación era de unos 32 millones de euros. Preguntado por ese proyecto, Collboni fue claro: “no tengo constancia de él”.

Más información