Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau culpa a la Generalitat y los Mossos de un desahucio

La alcaldesa se enzarza en una discusión en las redes sociales con el cuerpo policial y da marcha atrás pidiendo a la administración catalana colaboración para evitar desahucios

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

“No sabemos si ha habido un cambio de políticas en la Generalitat. Antes, cuando había un desalojo enviaban una patrulla de Mossos que no solía actuar alegando que no podían practicar el desahucio ya que había decenas de activistas de la PAH. Hoy en un desalojo con tres menores nos han enviado a los antidisturbios”. Así ha denunciado Carlos Macías de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) el desahucio que ha tenido lugar esta mañana de miércoles en el barrio barcelonés de Sants. Un desalojo que ha originado una pelea en las redes sociales entre la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el community manager de la cuenta oficial de los Mossos d’Esquadra.

El desojo ha tenido lugar en la calle Arizala 18. En uno de los pisos vivía hasta esta mañana una mujer con sus tres hijos menores de edad. Según Macías, “hace un año y dos meses que se quedó en paro y dejó de pagar el alquiler”. Fue entonces cuando empezó su relación con los servicios sociales e incluso a finales de este mes su caso se estudió en la mesa de emergencias mucipal y la iban a alojar en una vivienda social. Hoy era la tercera ocasión que intentaban desahuciarla y decenas de activistas de la PAH esperaban a la puerta de la vivienda para frenar el proceso. “Han venido los antidisturbios, el propietario que tiene más pisos en el inmueble se ha negado a esperar a fin de mes, también ha desechado la propuesta del Ayuntamiento que le ofrecía el pago de unos meses de alquiler. Al final los Mossos nos han identificado y han desalojado”.

El líder de la PAH culpabiliza a la Generalitat de ser cómplice en este caso, pero no ha sido el único que ha atacado a los agentes de la policía catalana. Su antecesora en la plataforma y actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha denunciado en las redes sociales: “Hemos intentado por todos los medios parar el desahucio. El propietario se ha negado y los Mossos han ejecutado. Realojaremos a la familia hoy mismo, es urgente la ley contra desahucios suspendida por el PP y el Tribunal Constitucional: les hacemos directamente responsables de las diez órdenes de desahucio diarias en Barcelona”. Pero Colau ha dado un paso más. En el siguiente tuit ha argumentado: “Exigimos a la Generalitat que los Mossos no vuelvan a desahuciar nunca más a una familia con criaturas. El derecho de los menores debe prevalecer siempre”.

A diferencia de otras veces, la cuenta del cuerpo policial ha contestado: “Hemos actuado a instancias de la autoridad judicial para dar protección a los funcionarios judiciales encargados de ejecutar el desahucio. Nosotros no tenemos competencias para parar o no un desahucio judicial. Lamentamos que se nos coloque en el punto de mira de una problemática que debería ser afrontada desde ámbitos políticos y sociales”. Colau ha rectificado que su tuit iba dirigido al gobierno de la Generalitat. Y entonces el resto de usuarios se ha dividido entre los que apoyaban a Colau o a los agentes.

Colau pide colaboración

Ha sido tal el alboroto que se ha organizado tras la enganchada en las redes sociales entre Colau y los Mossos d’Esquadra que la alcaldesa ha convocado una comparecencia de urgencia para aclarar los hechos.

Colau, en el Ayuntamiento de Barcelona, ha descrito el caso en concreto en el que un "gran propietario con decenas de pisos en Barcelona quiere vaciar un bloque de viviendas para especular". Después de rectificar en la acusación a los Mossos d’Esquadra, también ha sido mucho menos crítica con el gobierno de la Generalitat al que le ha pedido apoyo: "Mientras no se apruebe la ley catalana de emergencia habitacional que supla la 24/2015, nosotros pedimos a la Generalitat que en los casos de desahucio, como el de hoy, se ponga en contacto con el Ayuntamiento y sumemos esfuerzos para posponer los desahucios en lugar de ejecutarlos". La alcaldesa ha exigido a la Generalitat que en el caso de no detenerlos "garantice el alojamiento de las familias". Y tras tender la mano a la Generalitat ha vuelto a culpar al "PP y al Tribunal Constitucional del desahucio de familias y de no garantizar los derechos fundamentales de los ciudadanos".

Pese a la rectificación, las redes sociales hervían en críticas y se podían leer tuis a favor y en contra de la alcaldesa y los Mossos. Un portavoz del cuerpo esta misma tarde ha asegurado que los Mossos reciben órdenes: "No hacemos desahucios por gusto".

Más críticos han sido desde la cuenta del sindicato de Mossos USPAC: "Colau, me parece que se equivoca de tercio, usted debe exigirle al sistema judicial y a quien legisla. No al gobierno y a los Mossos".

También duro con la alcaldesa ha sido el consejero de justicia, Carles Mundó, que en su cuenta de Twitter ha escrito: "Es injusto cuestionar el buen trabajo de los Mossos por una cosa que deciden los jueces. No todo vale". El concejal de CiU, Joaquim Forn, se ha sumado a las críticas, escribiendo en las redes: "Colau, reconoces que hay desahucios diarios y sólo te limitas a hacer tres tuits y echar las culpas a la Generalitat y los Mossos".

La consejera de Gobernación, Administración Pública y Vivienda, Meritxell Borràs, se ha unido a las críticas a Colau. Borràs ha lamentado el desalojo y ha publicado en su cuenta de Twitter: “Son los afectados y los ayuntamientos los que informan de los desahucios y emergencias. No ha sido así en este caso del Ayuntamiento de Barcelona”. La consejera continúa: “Lo que hace falta es solucionar la emergencia, buscar ayuda entre la administraciones para conseguirlo y no denunciarlo cuando es demasiado tarde con un tuit”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >