Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una vecina de El Molar se encuentra su casa okupada al volver de vacaciones

La afectada ha denunciado la usurpación en la Guardia Civil y se ha ido a vivir a casa de su madre en Vallecas

Edificio en el que se encuentra la vivienda okupada en El Molar. Ampliar foto
Edificio en el que se encuentra la vivienda okupada en El Molar.

Una vecina de El Molar se han encontrado con su casa okupada al regresar de vacaciones este pasado martes. La familia que estaba residiendo en su vivienda aseguró a la afectada que había comprado el piso por 600 euros. También habían desaparecido todas sus pertenencias, en especial los muebles.

Según ha relatado a la Cadena SER, al volver del viaje y ver luz en casa, pensó que se la había dejado encendida. Cuando entró en el portal y vio su puerta abierta comenzó "a chillar como una loca al pensar que me habían robado". Al oír los gritos, de la puerta de la casa "salió una familia que decía que la casa era suya". La joven avisó a la Policía Municipal y a la Guardia Civil que se trasladaron al domicilio, situado en el centro del pueblo.

Los guardias ya tenían conocimiento de que la vivienda había sido okupada porque recibieron la llamada de los vecinos de la afectada el pasado sábado. La joven se identificó como la inquilina del piso, que es propiedad de La Caixa. La familia, de ocho miembros, que tiene 'okupada' la casa se justifica diciendo que "ellos se la compraron a una persona, un tal Hassan, por 600 euros".

El piso estaba completamente vacío. Tan solo le queda es lo que tiene en la maleta con la que se fue de viaje. En estos momentos, ha tenido que volver a casa de su madre en Vallecas.

Una de las miembros de esta familia dice que "los vecinos no sabían si la chica vivía en la casa o no, porque casi nunca estaba". Al parecer, y siempre según su versión, tienen un juicio con el banco el día 21 en el que piensan pedir un alquiler social para la vivienda 'okupada'.

La joven ha denunciado la usurpación del inmueble en el cuartel de la Guardia Civil de El Molar. Hasta que un juez no resuelva el caso y dicte una orden desalojo, ni la Policía Local ni la Guardia Civil puede entrar a desalojar a los okupas. La joven ha declarado que no piensa volver al pueblo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram