Colau suspende a dos urbanos por pegar al conductor de un ciclomotor

El departamento de asuntos internos de la policía municipal denuncia a los agentes ante el juez

La Guardia Urbana de Barcelona ha apartado del cuerpo y denunciado a dos agentes a los que acusa de haber agredido al conductor de un ciclomotor. La Unidad de Deontología y Asuntos Internos (UDAI) del cuerpo municipal abrieron una investigación después de que el pasado 17 de agosto tuvieran conocimiento de una intervención de dos agentes de la Unidad Central de Tráfico sobre la que sospechaban que estaba repleta de irregularidades.

La actuación policial tuvo lugar a las 17.30 del 15 de agosto en el kilómetro 3,8 de la carretera de la Arrabassada. Según la información que llegó a la UDAI, los agentes dieron el alto a un ciclomotor que había cometido una infracción. Uno de los policías, supuestamente, agredió al conductor de forma improcedente y desproporcionada.

Con la información recibida, la UDAI abrió una investigación interna y una vez hechas unas comprobaciones y dado que podrían tener relevancia penal la propia Guardia Urbana ha denunciado los hechos en el juzgado de guardia. De forma paralela se ha incoado un expediente disciplinario por falta muy grave y se ha suspendido cautelarmente a los dos agentes. La UDAI se ha puesto en contacto con el motorista. Le ha informado de los derechos que les asisten y le ha proporcionado el apoyo necesario.

El comisionado de Seguridad en el Ayuntamietno de Barcelona, Amadeu Recasens, ha destacado que los hechos son excepcionales y los ha condenado enérgicamente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS