Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Olano afirma que cerrar la compra de Chillida-Leku hubiera sido “una frivolidad”

El diputado general de Gipuzkoa reconoce "discrepancias" entre el PNV y los socialistas en la Diputación sobre este asunto

Visitantes en el Museo Chillida-Leku días después de anunciarse su cierre en 2010.
Visitantes en el Museo Chillida-Leku días después de anunciarse su cierre en 2010.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano (PNV), ha afirmado este martes que la Diputación decidió descolgarse en el último momento de las negociaciones para cerrar la compra del museo Chillida-Leku porque tenía que "ser honesto y consecuente" con las prioridades presupuestarias del Gobierno foral, orientadas a la promoción económica y las políticas sociales. Destinar 50 millones de euros en 20 años a la reapertura de Chillida-Leku hubiese supuesto "una frivolidad", ha dicho Olano, porque es un montante económico que "condiciona el presupuesto" y perjudica las líneas de actuación de la Diputación.

"No es una decisión que nos lleve a una situación en la que no dejemos pelos en la gatera, vamos a dejarlos, pero hemos querido ser honestos y consecuentes con las prioridades que hemos establecido y las necesidades generales del territorio", ha afirmado para justificar la sorprendente decisión de levantarse de la mesa de las negociaciones cuando había prácticamente un acuerdo cerrado para reabrir el museo del escultor vasco.

La espantada de la Diputación guipuzcoana, que ha molestado al PSE (los socialistas son socios de Gobierno del PNV), se produjo in extremis porque, según Olano, había constatado que "existía la posibilidad cierta de cerrar un acuerdo". El desembolso de 50 millones durante dos décadas (2,5 millones anuales) hubiese introducido "una presión muy importante al presupuesto foral", ha añadido.

El mandatario foral ha reconocido que su determinación ha generado "discrepancias" con el diputado de Cultura, el socialista Denis Itxaso, quien esta mañana ha optado por no realizar "ningún comentario" sobre la operación fallida porque antes exigirá las "explicaciones oportunas" al diputado general en una reunión que ambos mantendrán por la tarde.

Antes de esa cita, Olano ha asegurado a los periodistas: "Uno no puede asumir un compromiso cuando no estaba cerrado el acuerdo. Precisamente cuando hemos visto que existía la posibilidad cierta de cerrar ese acuerdo hemos tomado la decisión".

Luis Chillida, uno de los hijos del escultor vasco, ha vuelto a lamentar hoy el fracaso de la operación e insistido en que la familia tratará, como hasta ahora, de "cuidar el legado" artístico que atesora el museo ubicado en Hernani (Gipuzkoa). "El futuro se escribe día a día y ya veremos lo que pasa", ha manifestado tras constatar que "el camino [para reabrir Chillida-Leku] ha llegado a su fin después de muchos años trabajando" por ello.