Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Savia propone la creación de un defensor de las Generación Futuras

La fundación reclama un observatorio de consumo responsable

Una instalación de energía solar
Una instalación de energía solar

Un defensor de las generaciones futuras, la modificación de los hábitos de consumo, la promoción de la agricultura ecológica, un sistema de evaluación del impacto de las normas y el establecimiento del principio de reposición de todo aquello que se use en los sistemas de producción son algunas de las medidas propuestas por la Fundación Savia, una entidad para el desarrollo y la defensa del mundo rural, para que se incorporen al anteproyecto de Ley Andaluza de Cambio Climático.

La organización ha presentado al consejero de Medio Ambiente andaluz, José Fiscal, sus propuestas para la normativa sobre cambio climático, una regulación para la que reclaman la unanimidad del Parlamento y la implicación de la sociedad porque, según afirma el presidente de la fundación, Paco Casero, en el escrito remitido a la Junta de Andalucía, “es ya una realidad sobre la que hay que trabajar con medidas urgentes y contundentes”.

Savia advierte que la implicación de todos los agentes en todos los ámbitos debe ser una responsabilidad y una prioridad de la Administración, ya que, de otra forma, no supondrá la “auténtica transformación” necesaria para luchar contra la amenaza global.

En este sentido, la fundación reclama que la norma se oriente de forma prioritaria a cambiar los hábitos de consumo doméstico, uno de las mayores presiones ambientales, según ha reconocido la Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA). Pone como ejemplo la organización que, aunque la eficiencia de los electrodomésticos cada vez es mayor, el consumo energético de las viviendas no disminuye por el aumento de aparatos con una vida media muy corta. En este contexto, para el seguimiento de las medidas y la promoción de otras, Savia propone crear un Observatorio del Consumo Responsable.

También reclama la organización la aplicación de criterios de legislación inteligente, con fórmulas de evaluación del impacto de las normas que permitan determinar sus consecuencias económicas, sociales y medioambientales de una norma, así como su adecuación a las características de cada territorio.

Uno de los aspectos más novedosos de la propuesta es la creación de un defensor de las Generaciones Futuras de Andalucía. Esta figura, que tendría funciones específicas para la protección ambiental y la lucha contra el cambio climático, tiene precedentes en la legislación norteamericana desde 1938, británica y en el norte de Europa, donde países como Suecia o Finlandia, disponen de un defensor que puede promover acciones y procedimientos judiciales contra conductas que vulneran el medio ambiente.

La Fundación también propone la promoción de producción ecológica como método respetuoso con el medio ambiente y el establecimiento en la norma de principios de equidad, proximidad y, especialmente, de restitución y restauración, que implicaría la reposición de todo aquello que se utilice en los procesos de producción. Es un criterio que ha permitido a la industria maderera finlandesa recuperar y ampliar la superficie forestal sin limitar el crecimiento del sector.