Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FOTOGRAFÍA

Pierre Gonnord, el fotógrafo de los mil retratos

El Centro de Arte de Alcobendas ofrece la exposición de las obras del artista francés hasta el 3 de septiembre

El pasado año, el Premio Internacional de Fotografía Ciudad de Alcobendas, uno de los de más prestigio que se conceden en España en el arte de la fotografía, le fue otorgado al retratista Pierre Gonnord. Ahora, y hasta el próximo 3 de septiembre, el Centro de Arte de Alcobendas (ciudad situada al norte de Madrid) ofrece la exposición Pierre Gonnord. Retratista.

Uno de los retratos de Pierre Gonnord expuestos en Alcobendas. Ampliar foto
Uno de los retratos de Pierre Gonnord expuestos en Alcobendas.

De estilo inconfundible, el trabajo fotográfico de Gonnord es fruto de la mirada de alguien que, durante años, ha viajado por las carreteras, secundarias de la vida. Así, paseando por cada una de las imágenes elegidas para esta muestra, el artista nos ofrece una simbiosis de narración, intimidad y, sobre todo, silencio, experiencias únicas e irrepetibles a través de sus impecables propuestas visuales. Quien acuda a la muestra seguro que encuentra lo que siempre ha buscado Gonnord. Y no es otra cosa que un crisol de personajes pertenecientes a grupos sociales con fuerte identidad cultural.

Otra de las obras de Gonnord expuesta en Alcobendas. ampliar foto
Otra de las obras de Gonnord expuesta en Alcobendas.
Nacido en el año 1963 en Cholet (departamento de Maine y Loira; Francia) en la región del País del Loir, desde que comenzara a trabajar, este fotógrafo ha tratado de mostrar (y demostrar) a través de su cámara, que las huellas de luz son huellas del tiempo. Por esa razón, Gonnord retrata figuras sin paisaje, sin artificio, sin otro soporte que la huella del tiempo sobre su piel. Así es como, bajo el sustento de idealismos espirituales -no solo religiosos- se ha formado el grueso de la selección de las obras expuestas, además de una obra videográfica, realizada íntegramente en yacimientos mineros, donde la mirada, firme y desnuda de los personajes retratados, encarna, de principio a fin, el protagonismo.

Afincado en España, desde hace años, ante los retratos de Pierre Gonnord (y esta exposición es un claro ejemplo de ello) el espectador siempre se siente transportado hasta los extremos de la condición humana, al que llega siguiendo esos mismos caminos antes trazados por los retratos psicológicos, identitarios y generacionales firmados por fotógrafos como Thomar Struth, Wolgang Tillmans o Rineke Dijstra. De esta manera, los retratos de Gonnord consiguen reflejar la más alta grandeza del ser, del individuo y de su construcción social y cultural.

En la muestra, Gonnord ha querido recoger los retratos de tres personajes claves en su obra. Antonio, un antiguo boxeador perdido en el tiempo y olvidado por todos, que recoge sus manos y posa con un brutal gesto de fiereza; Basilisa, trabajadora de Finisterre que mira al espectador desde una mirada antigua que nos cuestiona e incomoda; y Senén, el leñador de los Ancares de Lugo, dios mitológico, solitario señor del bosque y último representante de un legendario oficio hecho con brazos y hachas. Además, también resultan imprescindibles, los mineros, asturianos y polacos, a los que Pierre pide que miren a la cámara con valentía. Así es Pierre Gonnord. Retratista., una muestra imprescindible para quien guste de bucear en el alma humana.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram