Podem busca con sus primarias tener voz propia ante Iglesias y Colau

Cinco candidatos aspiran a liderar la formación en un proceso que culminará el próximo domingo

Simpatizantes de Podem celebran los resultados electorales del 20-D
Simpatizantes de Podem celebran los resultados electorales del 20-DALBERT GARCIA

Podem encara desde este próximo viernes al domingo un proceso crucial para su futuro. Los 48.000 inscritos en los círculos están llamados a votar de forma telemática en las primarias para elegir a su secretario general, vacante desde que en octubre dimitió Gemma Ubasart, y a su nueva ejecutiva. Cinco candidatos, cuatro de ellos parlamentarios, se postulan para ocupar el cargo. Todos los aspirantes quieren que Podem se convierta en partido político para tener una relación de igual a igual con la marca madre aunque desde una relación fraternal que implique una vinculación orgánica. Sometido hasta ahora a las decisiones de Pablo Iglesias y de Ada Colau, Podem busca su espacio y tener voz propia en la confluencia de izquierdas.

JÈSSICA ALBIACH

Periodista y miembro de Podem desde los primeros pasos del partido, su candidatura es considerada próxima al entorno de Íñigo Errejón. Fue elegida diputada en el Parlament el 27-S.

Sin líder desde otoño y sin apenas estructura organizativa, Podem ha sobrevivido estos meses a remolque de las directrices de la cúpula estatal y del entorno de Colau. Las dos convocatorias de elecciones generales han perpetuado una interinidad ya insostenible. La dirección estatal era partidaria de celebrar las primarias en septiembre para no entorpecer unas eventuales negociaciones de investidura, pero finalmente accedió en mayo a las presiones de los candidatos para no alargar una situación de interinidad.

ALBANO D. FACHIN

Periodista y activista vinculado a la sanidad pública, es diputado en el Parlament. Es el candidato menos afín a la dirección estatal del partido. Fue el primero en exigir la convocatoria de las primarias.

Los diputados en el Parlament Albano Dante Fachin y Jéssica Albiach, que ha sido la portavoz del partido en este tiempo; Raimundo Viejo, diputado en el Congreso; el senador Óscar Guardingo, miembro de la antigua dirección; y Rafael García, salido de los círculos y exmiembro de PAH, que se presenta de forma individual, han formalizado sus candidaturas, que serán proclamadas hoy. La campaña durará cinco días y ni Iglesias ni Iñigo Errejón participarán en la misma. La dirección ha garantizado su neutralidad.

RAFAEL GARCÍA

El último en anunciar su candidatura, es el menos conocido de los cinco candidatos. Se presenta de forma individual. Procede la Plataforma de Afectados de la Hipoteca (PAH).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El partido está atomizado y todos los esfuerzos de la dirección estatal para propiciar un pacto han sido en vano. La división llega al punto de que ha tenido que confeccionar un reglamento electoral a medida para Cataluña: la candidatura podrá copar a lo sumo el 70% de los 34 puestos del Consejo Ciudadano para garantizar su “pluralidad”. Varias fuentes sostienen que no tienen predilección por ningún candidato, aunque es un secreto a voces que Fachín, el primero que reclamó en solitario y con más insistencia las primarias, es el menos afín al aparato. El número 2 de su lista, Joan Giner, es próximo a la izquierda anticapitalista. Viejo, exedil del Ayuntamiento de Barcelona y con unas difíciles relaciones con Barcelona en Comú, fue el segundo en dar el paso y su plataforma contaba en teoría con el apoyo de Iglesias. Su idea era alcanzar consensos, pero no cuajó: Albiach, poco después, considerada más próxima a Errejón, presentó su candidatura y Guardingo finalmente la suya tras romper con Viejo.

Pero Podem es un caso aparte y las primarias no son una traslación entre pablistas y errejonistas. El partido morado está en construcción y, más allá de las cuestiones organizativas, se juega asentarse como partido soberano aunque orgánicamente vinculado con Podemos. La mayoría de candidatos rechaza una relación del estilo PSC-PSOE porque interpretan que es de subordinación. Pero no todos comparten la misma fórmula jurídica de cómo crear el partido. El más ambicioso es Viejo, que propone una dirección colegiada o compartida que convoque una asamblea constituyente para la creación de un nuevo sujeto político soberano.

ÓSCAR GUARDINGO

Trabajó en la Seat antes de dar el salto a la política. Miembro de la dirección de Podem desde el principio, actualmente es senador y representa a un sector del aparato del partido en Cataluña.

Fachin y Albiach, los que parecen tener mayor sintonía, defenderán esa nueva relación en la futura asamblea de Vista Alegre, y Guardingo cree que basta registrar el partido y firmar un protocolo de relaciones. Todos consideran que Pablo Iglesias no pondrá objeción porque defiende una concepción del Estado plurinacional que debe reflejar la estructura del partido. “No solo lo pedimos nosotros, sino también los compañeros de Euskadi, Galicia o Andalucía”, recalca Albiach.

RAIMUNDO VIEJO

Diputado en el Congreso de los Diputados, fue elegido concejal del Ayuntamiento de Barcelona en las elecciones que llevaron a Ada Colau a la alcaldía de Barcelona. Es profesor universitario.

La configuración final será determinante para saber cuál será su papel en la futura confluencia de izquierdas de En Comú Podem, que tiene prisa para formalizarse ante el riesgo de un eventual avance electoral en Cataluña. Sin líder y con una Colau en plena efervescencia, Podem no participó en la negociación de las candidaturas del 20-D y el 26-J y ese papel lo asumió la dirección estatal. Barcelona en Comú, el partido de Colau, tomó las riendas y quiere que la confluencia sea un pacto entre iguales. “Hemos sido irrelevantes durante meses y es normal que los demás hayan tirado millas”, admite Fachin.

La prisa ahora es compartida. Viejo apunta que la confluencia no puede volver a pillarles sin los órganos constituidos y sostiene que Podem “es el principal aporte a En Comú Podem y a todas las confluencias”. Rafael García, igual que Albiach, quiere que los inscritos avalen la confluencia. Los resultados de las primarias se conocerán dentro de ocho días.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS