Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Liceo se expande por Cataluña

La última función de La Bohème se podrá ver en plazas y calles de 121 municipios retransmitida por TV3

Alcaldes y regidores de los municipios que participan en el Liceo a la Fresca dibujan la silueta de Cataluña y Menorca en el teatro.
Alcaldes y regidores de los municipios que participan en el Liceo a la Fresca dibujan la silueta de Cataluña y Menorca en el teatro.

Perfectamente situados, dibujando el perfil de Cataluña y la silueta de Menorca, 41 alcaldes, cinco tenientes de alcalde y 26 regidores de cultura de 77 municipios ocuparon el patio de butacas de platea del teatro para una sesión fotográfica de presentación del programa del Liceo a la Fresca. No es la primera vez que se retransmite una ópera en un espacio abierto, el Liceo lo ha hecho varios años, pero sí es la más ambiciosa porque abarca 121 municipios de Cataluña y Alaior, en Menorca. Será una ópera muy popular, La Bohème, de Giacomo Puccini, la que podrán ver unas 100.000 personas en plazas, paseos y calles de Cataluña. TV3 colabora con el proyecto cediendo la señal a todos los municipios y la emitirá en el Canal33.

La función de este viernes de La Bohème, la última de ese título, será retransmitida en directo, aunque se emitirá a las diez de la noche, dos horas más tarde de su inicio para solventar el entreacto de la ópera. “Si el año pasado, con 13 municipios, La Traviata fue vista por 10.000 personas, este año creemos que se podrá multiplicar por 10”, explicaba el director general del Liceo, Roger Guasch en una esmerada presentación de la iniciativa que incluía una visita a la parte más desconocida del teatro, aquella que precisamente lo hace funcionar, para los alcaldes y regidores de los municipios que se han apuntado al Liceo a la Fresca.

En Barcelona, se instalarán pantallas en cuatro ubicaciones diferentes: la plaza de Salvador Seguí, en el Raval; en el Palau Robert, Arc de Triomf y en el Centre Cívic Sant Martí. Todos los municipios que se han apuntado a la iniciativa han firmado un convenio con el Liceo por el que el teatro asume parte del coste de la coproducción –en torno a los 60.000 euros- y cada ayuntamiento el de los proyectores necesarios y las sillas para el público. En Barcelona, el Liceo asume, también, el coste de la infraestructura, de unos 70.000 euros. La coproducción es del propio teatro con la productora Jack Fébus y Mezzo. En esta ocasión, se utilizarán ocho cámaras y una más, con 360 grados de visión, que se probará por primera vez –pero no se emitirá- para obtener una visión única de todo lo que esté pesando en el escenario.

Más allá de la iniciativa veraniega, lo que los gestores del teatro persiguen con ella es afianzar el proyecto “El Liceo en el Territorio” que ha puesto en práctica durante la temporada que concluye este mes con un objetivo: acercar la ópera al público. Especialmente al que cree que la lírica es algo solo de la élite: “La ópera es para todo el mundo porque la música es emoción y las emociones son de todos”, resumía la directora artística del Liceo, Christina Scheppelmann. Para acercar la ópera fuera de Barcelona, el Liceo ha organizado conferencias gratuitas sobre el título de ópera escogido en cada ocasión - como las de Verdi Nabucco y Otelo, o I Capuleti e i Montecchi, de Bellini- en 31 poblaciones de Cataluña: Arenys de Mar, Tremp, Taradell, Sentmenat, Terres de l’Ebre y Vilafranca del Penedès, entre otras.

A esas conferencias asistieron 1.370 personas y 1.874 se desplazaron al Liceo para ver algunas de las funciones. Lo hicieron a un precio medio de unos 70 euros ya que el Liceo aplicó un descuento medio del 36% sobre el precio de las entradas. Son los municipios los que organizan el traslado hasta Barcelona, a menudo en autocar. “A mí me ya me gustaría que pasara como con el Barça y llegaran autocares y más autocares para asistir a la ópera”, ironizaba Guasch. 

La Bohème, la ópera de Puccini que se retransmitirá el viernes, cumple a la perfección con el ejemplo de una obra entendible por todo el mundo porque su trama es la historia de un amor –trágico, pero amor- en el París más bohemio de los artistas del siglo XIX. La soprano italiana Eleonora Buratto, que interpreta a Mimi de La Bohème, bromeaba, en la presentación del Liceo a la fresca, diciendo que cuando arranca la función se olvida del público que tiene delante: "los nervios están al principio, luego, ya no". Mejor, porque además de los 2000 que físicamente estén en el Liceo, serán decenas de miles los que la verán en las plazas o a través de Canal33.