Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Javier Villamayor

“El apoyo del Rey garantiza los Juegos”

Javier Villamayor, coordinador del proyecto de Juegos del Mediterráneo en Tarragona, se muestra optimista ante su celebración pese a los problemas surgidos

Javier Villamayor, coordinador de Tarragona'2017
Javier Villamayor, coordinador de Tarragona'2017

Falta un año para que la llama olímpica prenda en Tarragona y comiencen los XVII Juegos del Mediterráneo y faltan escenarios por acabar, algunas obras emblemáticas ni siquiera han comenzado y sobre todo, faltan fondos, no llega dinero y si llega, es a cuentagotas. Armado con el discurso de la paz y del diálogo, en medio de una crisis económica, social e institucional tremenda, el proyecto sigue contando con el apoyo inequívoco y evidente de su Majestad, lo que permite pensar que será suficiente aval para que el Gobierno central termine de ejecutarse.

Pregunta. Hace quince días el Estado ha concedido tres millones de euros. ¿Qué significa esta inversión? ¿Teme que no lleguen más?

Respuesta. Que el dinero llega, a plazos, pero llega. Es un nivel de sufrimiento y padecimiento fuerte, pero implica que el proyecto de país, región y ciudad no es una estrategia equivocada. Esta inyección es oxígeno y aire freso. El compromiso del Estado se va haciendo efectivo a plazos, y así lo asumimos. Nunca como coordinador general he pensado que no lo íbamos a tirar adelante pero esta pregunta tal vez se la deberías hacer al Gobierno de España. Serían ellos en ultima instancia quienes deberían decidir si es bueno para marca España renunciar a un proyecto como este, si es bueno para la reputación del país, que indudablemente trasciende a la de Tarragona renunciar a estas alturas.

P. ¿Y si le hacemos la pregunta a Cardenal?

Hemos pedido al Estado que haga el mismo esfuerzo que los demás”

R. Hágala. Yo creo que ha hecho lo que está en su mano. Es cierto que en el inicio la comunicación no fue fluida, pero en el último año se ha mejorado el diálogo con el CSD y la coordinación.

P. ¿El COE ha creído más en el proyecto que el CSD?

R. El COE es el prescriptor del proyecto ante el movimiento olímpico, es el referente deportivo, y el primer aval. Pero debes estar avalado por el Estado, eso es esencial. No sé si Cardenal ha creído o no, pero el proyecto contó con el aval del ejecutivo de Zapatero en su día, porque sin el impulso institucional esto nunca hubiera cuajado, es evidente. Creo que Cardenal vio la importancia y se dio cuenta de la magnitud de lo que significa renunciar a esto, más allá del coste económico.

P. ¿Quién haría más el ridículo si a falta de un año esto se va al garete? ¿España, Cataluñaa o Tarragona?

R. Todos. Pero es como si en su momento se hubiera suspendido el Mundial de ciclismo de Ponferrada o el de vela en Santander, al final es España quien deja de organizar algo.

P. ¿Cómo encaja el proyecto en la situación del Mediterráneo, política, social y económicamente?

R. Es un evento que atiende a las circunstancias del Mediterráneo y que en consecuencia, habla de paz y diálogo vinculado a través del deporte. En una circunstancia humana y social difícil no hay nada semejante a nuestro proyecto en la los últimos 70 años. En 1948, el egipcio Mohamed Taher Pacha los impulsó en una situación tan convulsa y belicista como la actual.

No sé si Cardenal ha creído en el proyecto, pero Zapatero lo avaló”

P. A nivel de seguridad, ¿qué generan los juegos?

R. Supone una de las principales preocupaciones, por el flujo y origen de la población, claro, por la coyuntura, por la representación de estados fallidos o en guerra civil abierta, como Siria.

P. ¿26 países en la cuenca mediterránea?

R. Si, normalmente, eran 24 los invitados pero hemos sumado a Kosovo y Portugal

P. Se presupuestaron de 30 millones en inyección privada y sumamos 11… ¿Cómo se aguanta?

R. Hemos pedido al Estado que haga el mismo esfuerzo que el resto de administraciones públicas. De la promesa de 14,5, nos han dado 6,4. Y seguimos negociando. Necesitamos 8 millones más. No puedo hablar en nombre del Estado, pero conozco los esfuerzos que están haciendo el resto de las instituciones. Todas han cumplido. La coyuntura es la que es, pero milagros en Tarragona no vamos a hacer. Esta fiesta la haremos, eso seguro.

P. ¿Y cuál es el papel del Rey?

R. El Rey garantiza el éxito de Tarragona’2017, es el garante de que habrá fiesta, desde su compromiso con el deporte y la paz. Es presidente de comité de honor y se ha comprometido siendo Príncipe y ahora. Estuvo aquí hace poco y estamos encantados de que nos visite, de que haya creído en los Juegos de Tarragona,

P. ¿Por qué en Cataluña, a Tarragona todo le cuesta más, o solo lo parece?

R. Pues sí, te he de dar la razón, es así. Hay una cuestión de idiosincrasia, somos muy quejicas, acomplejados. Pero hemos de crecer a partir de este proyecto, de una lógica metropolitana en la que nunca se ha creído.

“No me sorprende que la CUP critique el proyecto”

P. Hay voces, como la CUP, muy criticas con el proyecto.

R. Si. No me sorprende. Es difícil encontrar una causa contra la que no esté la CUP.

P. ¿Y si están justificadas por las inversiones?

R. Si fuera por eso, entonces desconocen el plan director. Salvo dos infraestructuras, el resto son inversiones para la mejora y arreglos de instalaciones construidas en 1972 y 1985. Son inversiones justificadas, en instalaciones que están siendo usadas por 11.000 ciudadanos. Y las dos nuevas: un pabellón cubierto de 5.000 personas que permitiría competir en la ACB y una piscina de 50 metros que no existe en Tarragona. Hay inversiones en el Vendrell, Valls, Calafell, Cambrils, Altafulla, La Selva del Camp… siempre sobre instalaciones que ya existían.

P. Ya, pero por dos veces han renunciado a construir el Palau y las obras de la piscina están por comenzar.

R. En la licitación del proyecto se incluye la posibilidad de las renuncias de lo licitadores. Presentaron una oferta muy por debajo del presupuesto para subir después y no entramos en ese mercantilismo. Ha sido un contratiempo. Vamos justos, pero llegamos.