Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un detenido en L’Hospitalet por difundir propaganda yihadista

El arrestado controlaba varios perfiles en las redes sociales y lanzaba mensajes de odio hacia las musulmanas occidentalizadas

El detenido, escoltado por agentes policiales.

La Policía Nacional detuvo pasada la madrugada en L'Hospitalet de Llobregat a un hombre de origen paquistaní acusado de editar y difundir propaganda donde se enaltecía el terrorismo de carácter yihadista.

El reloj no había marcado la 5.00 de la madrugada cuando los agentes entraban en un piso del 172 de la calle Montseny. En el interior cinco hombres de origen paquistaní dormían. Los policías tenían orden de detener a uno de ellos, el que llevaba más años viviendo en el piso. Amir, supera la treintena y lleva 18 años trabajando en Cataluña. “Ahora es camarero”, informaba ayer un compañero de piso. “Está todo el día en el Facebook y mira en que lío nos ha metido”, comentaba en un español insuficiente. Amir es el encargado de realquilar las habitaciones a sus compañeros que ayer no le acababan de apoyar. “No tenemos nada que ver con él, siempre estaba con el ordenador”, afirmaba otro compañero. Amir y sus compañeros viven en el barrio de la Torrassa, una de las zonas de la ciudad que albergan más personas inmigradas. En la escalera, todos los vecinos señalaban al piso donde tuvo lugar la detención y donde ya hace tiempo que nadie se alarma por nada.

El paquistaní repartía su tiempo entre el trabajo y su ordenador, en especial en Facebook. Pero no se limitaba a esa red social, utilizaba varias con el objetivo de difundir mensajes terroristas de la rama sunita del Islam. Publicaba vídeos, fotografías, comentarios y enlaces con los que lanzaba discursos de odio, en especial, contra las musulmanas occidentalizadas o contra aquellas que simplemente reclaman sus derechos. También mostraba odio hacia los chiitas y contra Occidente, en general, mientras que proclamaba las virtudes y excelencias del Estado Islámico (ISIS).

El arrestado incluía en sus mensajes imágenes de extraordinaria crudeza con mutilados o cadáveres de menores junto con comentarios que aseguraban que los protagonistas de las fotografías eran musulmanes sunitas asesinados por occidentales, cristianos, judíos o herejes. Así convencía a sus seguidores para que emprendieran el camino hacia la lucha armada, ya fuera en el frente o con atentados de carácter yihadista.

Las actuaciones las dirige la Fiscalía junto con el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional y el juez José de la Mata. Interior informa que gracias a la operación policial se ha permitido “la neutralización de un importante elemento radicalizador y el cese de sus actividades propagandísticas”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >