La Federación de Montaña denuncia que la Comunidad veta sus pruebas en la sierra

La Consejería de Medio Ambiente asegura que sus informes solo persiguen la protección del entorno natural

El incremento de las pruebas deportivas por montaña constituye uno de los principales problemas a los que se enfrenta el medioambiente. La Federación Madrileña de Montañismo (FMM) ha lanzado esta semana un duro comunicado en el que acusa al Gobierno regional de prohibir “sistemáticamente” las carreras por montaña sin un criterio definido. La Consejería de Medio Ambiente asegura que sus informes solo persiguen la protección del entorno natural.

Corredores entrenando en La Pedriza.
Corredores entrenando en La Pedriza.santi burgos

El miércoles pasado, el Gobierno regional desautorizó la segunda prueba de la Copa de Madrid de Carreras de Montaña (del calendario oficial), organizada por el club Nemus con la colaboración de la Federación Madrileña de Montañismo. La carrera de 19,2 kilómetros, con salida y llegada en Valdemanco y un desnivel de 1.200 metros, estaba prevista para el próximo domingo. Ya se habían inscrito 150 corredores.

Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente sostienen que ellos “no autorizan nada”. Su labor se limita a realizar un informe una vez que la organización les ha remitido las características de la prueba, que es preceptivo pero no vinculante. Si la actividad deportiva discurre por un solo término municipal, el competente para dar el visto bueno es el ayuntamiento de la localidad. En el caso de que pase por varios municipios, la aprobación corresponde a la Consejería de Presidencia. En todo caso, lo único que se persigue es la protección del medioambiente y no a ninguna organización en concreto, puntualizan las mismas fuentes.

Deporte masivo en el Parque Natural

Un estudio encargado a científicos por la Comunidad de Madrid identificó la práctica del deporte como uno de los problemas a los que se enfrenta el Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama. Los expertos se centran sobre todo en las actividades deportivas masivas y de alto impacto. Se incluyen fundamentalmente las competiciones deportivas, las carreras de montaña, la bicicleta de montaña (fuera de pistas y sobre todo las de descenso), la escalada y el senderismo masivo en algunos lugares del parque.

Carlos Ballesteros, gerente de la Federación, recuerda que si ese informe es negativo es imposible que la prueba siga adelante, así que Medio Ambiente es quien decide. El directivo explica que se ha producido un cambio de criterio “radical” en la Consejería de Medio Ambiente este año. En su opinión, la falta de una reglamentación oficial está conduciendo al “colapso” de las modalidades deportivas que se desarrollan al aire libre como las carreras de montaña y de orientación; bicicleta de montaña remo, triatlón, piragüismo o atletismo.

Sin tiempo para recursos

También se quejan de que las notificaciones en las que se desautorizan las carreras llegan tres o cuatro días antes de su celebración. Esto implica que no dispongan de “tiempo material para interponer un recurso o plantear medidas correctoras, quedando en una situación de indefensión”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ballesteros sostiene que llevan “años” advirtiendo al Gobierno regional del problema de la proliferación de pruebas deportivas en montaña. El Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama ha derivado pruebas a las zonas perimetrales y “ahí es donde se origina el problema, porque se mezclan las de atletismo con las nuestras”. El gerente aboga también por una limitación en el número de corredores. “Pero no se ha hecho nada y ahora estamos sufriendo las consecuencias de la inacción de la Comunidad”, sostiene. Asegura que el año pasado la FMM llevó a cabo una serie de estudios medioambientales para compatibilizar las pruebas con la conservación de la naturaleza. “No han servido de gran cosa, pasamos de que se permitieran a la negación de todo”, sostiene.

Ecologistas en Acción también aboga por la elaboración de un protocolo claro, que regule estas prácticas deportivas y que se cumpla. Ángeles Nieto, miembro de la organización, recuerda que en estas pruebas “se mueve mucho dinero”. En su opinión, ni siquiera se ha llegado a un equilibrio dentro del Parque de Guadarrama. “No pedimos que se prohíban completamente, sino que no se amontonen en los meses de mayo, junio, julio y septiembre”.

Sobre la firma

Esther Sánchez

Forma parte del equipo de Clima y Medio Ambiente y con anterioridad del suplemento Tierra. Está especializada en biodiversidad con especial preocupación por los conflictos que afectan a la naturaleza y al desarrollo sostenible. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y ha ejercido gran parte de su carrera profesional en EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS