Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP rechaza los Presupuestos y pide el impago de la deuda

La CUP presentará una enmienda a la totalidad y reclama a Junts pel Sí una "nueva propuesta"

La votación de la Asamblea Nacional de la CUP.
La votación de la Asamblea Nacional de la CUP. EL PAÍS

El vicepresidente de Economía de la Generalitat, Oriol Junqueras, se ha quedado de momento sin el apoyo de otros partidos para sacar adelante los Presupuestos de este año. La CUP anunció este sábado que presentará una enmienda a la totalidad de las cuentas al considerar que estas no recogen “ninguna o casi ninguna” de sus demandas. El partido anticapitalista insistió ayer en incumplir el objetivo de déficit fijado para este año y desobedecer al Constitucional. Pero además, recuperó la exigencia de impagar la deuda.

Los guiños que ha ido haciendo Junts pel Sí a la CUP en los Presupuestos apenas han surtido efecto. En la presentación de las cuentas, Junqueras insistió en que estas son “las más sociales de la historia”, con un incremento de gasto de 874 millones de euros, y señaló que incorpora todas las partidas del plan de choque al que se comprometió la coalición de CDC y ERC. A ello se añade el anuncio de una bajada de impuestos a las rentas más bajas que formuló el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en la inauguración de la XXXII Reunión del Círculo de Economía de Sitges. Este, no obstante, se negó a subirlos a quienes tienen ingresos más elevados.

Pero los números que Junqueras ha llevado al Parlament de momento no son del agrado de la CUP, que el fin de semana pasado aprobó desligarse del acuerdo con Junts pel Sí. El Consejo Político y el Grupo de Acción Parlamentaria del partido se reunieron ayer en Vilassar de Dalt (Maresme) con los representantes de 11 de las 13 asambleas territoriales y con siete de las ocho organizaciones de la Crida Constituent. Estos decidieron que presentarán una enmienda a la totalidad al proyecto de presupuestos. La votación terminó con 29 votos a favor, 11 en contra y 8 abstenciones.

Tiempo para negociar

El partido aseguró en un comunicado que espera que la enmienda facilite que Junts pel Sí “presente una nueva propuesta con cambios importantes” respecto a la que Junqueras presentó el martes. Además, la CUP aseguró que quiere disponer de más tiempo para “negociar” unos Presupuestos que sean “más desobedientes con el Estado” y “obedientes con el Parlament” y la declaración independentista del 9-N. “Aquí no se acaba nada, sino que justo ahora empezamos a negociar y todavía tenemos unos días”, aseguró la diputada de la CUP Eulàlia Reguant.

A pesar de que los Presupuestos empezarán a debatirse en el Parlament el próximo día 8, Reguant aseguró que su partido no quiere “perder la semana que viene”. Reguant se quejó de que las cuentas de Junqueras no incluyan propuestas de la CUP. Entre estas, según la diputada, vuelve a figurar la desobediencia “a los mercados financieros”, que pasa por “impagar la deuda y los intereses”, a pesar de que hace apenas dos semanas se resignó a que ello pudiera producirse este año. Junqueras ya se ha cerrado en banda en varias ocasiones a dejar de pagar la deuda y solo se ha mostrado partidario de auditarlo.

La CUP asegura que para votar a favor de las cuentas necesita “una desobediencia clara y frontal” en relación a las “imposiciones del Estado. Eso pasa, según dijo ayer Reguant, por empezar eliminando el objetivo de déficit del 0,7% del Producto Interior Bruto (PIB) fijado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Ese tope supone drenar 2.800 millones de euros que la CUP quiere destinar a gasto social.

Además, la CUP también reclama “desobedecer la suspensión de leyes” del Tribunal Constitucional, lo cual Junqueras también rechazó al considerar que eso suponía “maquillar” las cuentas. De hecho, los Presupuestos solo incluyen la recaudación por tributos que están suspendidos, pero no anulados. La Generalitat estima que las decisiones del Constitucional han supuesto una merma en los ingresos del Ejecutivo catalán de 886 millones de euros.

Revertir ventas

La CUP reclama también revertir las privatizaciones y los recortes que se han ejecutado en los últimos años. “Sin esto, no creemos que sean unos Presupuestos independentistas ni sociales”, advirtió la diputada.

La CUP ya plantó a Junqueras el día de la presentación de los Presupuestos. En esa ocasión, no acudió a la cita del vicepresidente con todos los grupos parlamentarios por la que a su juicio fue una “brutal agresión” de los mossos en el barrio de Gràcia el día antes. Junqueras quitó hierro a ese episodio, pero en Sitges admitió ante los empresarios que no podía garantizar que los Presupuestos salieran adelante. Junqueras dijo que el Ejecutivo catalán estaba preparado para gobernar con unas cuentas prorrogadas, pero advirtió de que ello suponía renunciar a un incremento del gasto social.

El diputado en el Congreso de los Diputados de ERC Joan Tardà instó a la CUP a través de su cuenta de Twitter a seguir negociando las cuentas y dijo estar “convencido” de que Puigdemont, Junqueras y la CUP “no permitirán prorrogar los Presupuestos porque podría suponer prorrogar el proceso”. “¡Negociad y adelante!”, remachó Tardà, quien recibió el respaldo de Junqueras por la misma red social. “Muy de acuerdo, amigo Tardà”.

Por la tarde, Reguant participó en la Marcha por la Dignidad. Allí, aseguró que la decisión de presentar una enmienda a la totalidad no supone que quieran “cargarse” la legislatura, sino que quieren otra propuesta distinta. La diputada insistió en que ello no supone una ruptura del acuerdo de estabilidad parlamentaria. Este pacto, recordó, tiene objetivo “la construcción de la república catalana”, pero añadió que quedaron fuera del mismo “las políticas sociales”.

Más información