Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont irá a la final de la Copa del Rey y pide la dimisión de Dancausa

La Asociación de Abogados Drets y el FC Barcelona también celebran la decisión judicial

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, este viernes en Palma.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, este viernes en Palma. EFE

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha confirmado que finalmente asistirá a la final de la Copa del Rey entre el FC Barcelona y el Sevilla el domingo en el estadio Vicente Calderón. "Iré a Madrid, contento de que la justicia haya parado una decisión antidemocrática", ha afirmado el jefe del Ejecutivo catalán en su perfil de Twitter, que después ha comparecido ante los medios de comunicación para anunciar formalmente esa decisión. "Felizmente puedo anunciar que pienso asistir", ha dicho. 

En la misma comparecencia, Puigdemont ha reclamado la "dimisión o cese" de la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, responsable del veto inicial y después de haber constatado que la prohibición tampoco había concitado el consenso de todos los miembros del Gobierno de Mariano Rajoy. En todo caso, ha asegurado que él no "formalizará" la petición de ese cese "porque no me pertoca", pero sí ha sentenciado que "cuando un representante intenta conculcar un derecho democrático y no se sale con la suya debe asumir responsabilidades".

Puigdemont ha ensalzado la participación de la entidad Drets, la primera que interpuso un recurso para evitar el veto a las esteladas en la final de la Copa del Rey, aunque después, tras ser preguntado, ha señalado que el Futbol Club Barcelona también había actuado en defensa de la libertad de expresión.

La Asociación de Abogados Drets, que presentó el recurso contra la decisión de la delegada del Gobierno en Madrid, también ha celebrado que la justicia les haya dado la razón al revocar el veto a las esteladas en la final de la Copa del Rey, lo que cree que demuestra que la prohibición que acordó la Delegación del Gobierno en Madrid fue una decisión estrictamente "política". Su presidente, Sergi Blàzquez, ha asegurado que la decisión del juzgado de levantar el veto a las banderas independentistas acredita que se pueden exhibir de acuerdo con la legalidad vigente.

Incluso el Barça ha mostrado su "satisfacción" por la decisión judicial que permitirá la exhibición de banderas esteladas en la final, según un comunicado publicado en su página web. El Club celebra que la decisión del juez permita, este domingo, "la libre expresión de símbolos y banderas legales a los socios y aficionados de nuestro Club".

Las palabras de Puigdemont han llegado poco después de que se haya conocido la decisión del juez de permitir finalmente la presencia de esteladas en la final de la Copa del Rey. Cuando se conoció la decisión de Dancausa de prohibir el símbolo independentista en el campo, Puigdemont dijo que no asistiría al partido, del mismo modo que lo hizo la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. La primera edil de Barcelona ha manifestado también que acudirá al encuentro tras conocer la sentencia.

Puigdemont consideró que “la estelada es una bandera legal y democrática, que está en miles de balcones de Cataluña y que ha sido sostenida por millones de catalanes que ven en ella un símbolo de libertad". Al conocerse la prohibición, el presidente se mostró tajante: "No pienso sentarme junto al Rey ni asistir a la final si no se respeta este derecho a la libertad de expresión", declaró.

Más información