Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suite 112, la estancia ideal para personas en silla de ruedas

El hotel donostiarra Astoria 7 equipa una habitación con un sistema domótico para discapacitados

Demostración del funcionamiento del sistema domótico de la habitación para discapacitados del hotel Astoria 7.

La suite 112 del hotel Astoria 7, en San Sebastián, lleva el nombre del actor John Travolta y se ha transformado en una de las estancias mejor equipadas del mundo para personas en silla de ruedas o con una discapacidad física severa. Está equipada con un avanzado sistema domótico que permite al huésped pasar de la cama al baño mediante una grúa sujeta al techo, abrir y cerrar puertas y persianas, encender el televisor, las luces o llamar por teléfono. Basta con dar la orden correspondiente a través de un mando o una tableta.

Martyn Sibley es un prestigioso bloguero estadounidense especializado en turismo accesible y director de la revista Disability Horizons. Ha recorrido en silla de ruedas los mejores hoteles de Estados Unidos, Europa y Australia, pero ninguna tan bien adaptada como la suite donostiarra: "Nunca había visto antes una habitación así en mi vida", ha escrito en su cuaderno digital. "El diseño, el espacio, la grúa, los diferentes tipos de arneses, la domótica de la habitación que controla los elementos cruciales para la autonomía, incluso para personas que no manejen las manos, el resto de facilidades… Todo proporciona una autonomía total. Viajo a lo largo y ancho del mundo y es sin duda la mejor habitación en la que he estado nunca".

La 112 (coincide con el número de Emergencias) es una de las más lujosas del Astoria 7, un hotel con 102 habitaciones temáticas dedicadas a actores y directores del cine mundial, como Alfred Hitchcock, Quentin Tarantino, Steven Spielberg o Lauren Bacall. Lo que la hace tan especial es la grúa que desplaza por un raíl de seis metros que comunica la cama doble y el baño, así como todo los dispositivos tecnológicos instalados para facilitar los movimientos del usuario impedido.

Una persona prueba el funcionamiento de la grúa para minusválidos. ampliar foto
Una persona prueba el funcionamiento de la grúa para minusválidos.

Diseño y confort se complementan con habitabilidad y funcionalidad para el usuario. Los mecanismos están pensados para dotar a la persona de plena autonomía; no necesita ningún acompañante. La grúa desprendida desde el techo está provista de una estructura con arneses que permiten sujetar brazos y piernas, con capacidad para soportar hasta 200 kilos de peso.

El hotel Astoria 7 ha invertido 20.000 euros en adaptar la habitación para un cliente en silla de ruedas. El sistema domótico ha sido diseñado por la empresa Adom-Autonomía, que cuenta con numerosos reconocimientos internacionales por sus proyectos de accesibilidad. "Cuando el Astoria nos propuso hacer la habitación, nos preguntaron si podíamos hacer la mejor habitación del mundo para usuarios de silla. Dijimos que aceptábamos el reto", explica Jabi Odriozola, director de la citada compañía.

El manejo de todos los elementos de la habitación Travolta está ideada para que sea compatible con personas con diferentes grados de discapacidad. Todas las operaciones se pueden realizar con mandos a distancia, mediante pulsadores o desde una tableta táctil. ¿Y las personas que no pueden manejar las manos? Unos pulsadores que funcionan con leves movimientos de la cabeza permiten gestionar todos los elementos de la habitación.

Es un gancho para captar "turismo accesible" y hacerlo "entrando por la puerta grande", aseguran los responsables del establecimiento.

Más información