Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos piden al Gobierno valenciano un “cambio” más rápido

Las centrales lamentan la repetición de elecciones y llaman a volver a votar

Día del Trabajador Ampliar foto
Los líderes sindicales Molina (CC OO-PV) y Pino (UGT-PV) con el presidente valenciano, Ximo Puig en la manifestación del Primero de Mayo.

Los líderes de Comisiones Obreras del País Valenciano, Paco Molina, y de UGT-PV, Gonzalo Pino, han reclamado este domingo a la Generalitat que aumente "su velocidad de crucero" y que pase "del voluntarismo a la concreción" al término de la manifestación del Primero de Mayo. Los dirigentes sindicales han lamentado la "oportunidad perdida" por "los partidos de izquierda" para formar un Gobierno de España, al tiempo que han advertido a los trabajadores "que no están los tiempos para no votar".

Miles de valencianos han salido a las calles de las seis principales ciudades valencianas para celebrar el Día Internacional del Trabajo. Al término de la marcha más numerosa, en Valencia, los líderes de las centrales mayoritarias han reconocido los "pasos en la buena dirección" que en su opinión ha dado el Consell integrado por socialistas y Compromís, con el apoyo parlamentario de Podemos. En la manifestación ha podido verse a numerosos dirigentes políticos, entre ellos el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

A pesar de ello, Molina ha pedido al Ejecutivo autonómico más rapidez para "reconstruir todo lo que se ha destruido" en materia de derechos laborales y sociales. "Se debe bajar de la voluntad a la posibilidad, y del voluntarismo a la concreción y el compromiso en forma de recursos; no es posible dormirse y no avalaremos cheques en blanco".

Pino ha admitido que "un año de Gobierno es muy poco tiempo para exigir cambios profundos". Pero ha añadido que tiempo "es precisamente lo que no tienen aquellos hogares con todas las personas en paro, el centenar de familias que al día pierden su casa por desahucio". El secretario general de UGT-PV ha pedido un "nuevo contrato social que impida que la pobreza se cronifique".

La "incipiente recuperación macroeconómica" debería traducirse en una mejora de las condiciones laborales y en un descenso del paro, han afirmado los dirigentes sindicales.

Los dos secretarios generales han manifestado su preocupación por la repetición de las elecciones y la posible desmovilización de parte del electorado de izquierdas. Y han criticado "el espectáculo, las imágenes y los tacticismos inoperantes" que, en palabras de Molina, han caracterizado la actual legislatura, que está a punto de concluir sin acuerdo en el Congreso de los Diputados para formar Gobierno.

El líder de UGT ha criticado la "oportunidad perdida" para derogar la Ley Mordaza, la de Educación o la reforma laboral. Y ha añadido: "Las urnas se abrirán de nuevo y el voto de los trabajadores será determinante para decidir nuestro futuro, para decidir el nuevo Gobierno". "La apatía, la decepción, la resignación, la desafección y el cabreo que sentimos no deben ganar la partida a la democracia".

El presidente Puig, preguntado por la encuesta de EL PAÍS que indica que un pacto de Podemos —y sus confluencias, como Compromís— con Izquierda Unida podría desbancar al PSOE del segundo puesto electoral, ha defendido que lo importante es que cale en la sociedad la necesidad de un cambio político. "Las políticas del PP son las que nos han llevado a esta situación, y es fundamental que haya un giro a la izquierda en el Gobierno", ha mantenido.

La situación de los refugiados que intentan llegar a Europa desde Siria y otras zonas en conflicto ha tenido protagonismo en la marcha de Valencia. Una gran pancarta, precedida por una alambrada, expresaba "vergüenza" por el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía para expulsar a este país a los inmigrantes.

"Tenemos que combatir a esta Europa sin alma que lo mismo expulsa a los refugiados de guerra y que nos impone recortes que abocan a la pobreza a las clases medias trabajadoras", ha afrimado Pino. "Recogemos el clamor de las personas refugiadas", ha agregado el líder de Comisiones; "Europa ha alzado el muro de la vergüenza, negando aquel ideal de construcción de derechos sociales, vulnerando la propia legalidad y la Declaración de los Derechos Humanos".

Más información