Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peñíscola, de ‘El Cid’ a ‘Juego de Tronos’

La ciudad rememora su pasado cinéfilo con la 'premier' mundial de la famosa serie

Dos extras a punto de comenzar el rodaje ATLAS

Peñíscola regresa este lunes a la portada del universo cinematográfico con la proyección del primer capítulo de la sexta temporada de Juego de Tronos. La serie de la productora HBO se ha rodado en parte en la localidad castellonense y esta tarde acoge el evento, que cuenta con un gran despliegue mediático. La ciudad vuelve a ser un escenario de cine como lo fue a finales de los años cincuenta, con el rodaje de Calabuch (1956), y la superproducción El Cid, estrenada en 1961.

Aunque se trata de una serie para la televisión, el impacto de Juego de Tronos nada tiene que envidiar a una producción de cine. En cifras, un estudio de JP Media asegura que el rodaje dejó en la localidad una cifra cercana al millón de euros, desglosado en los gastos generados por el equipo de rodaje y los 1.200 extras que participaron. Además de las repercusiones directas en el incremento de visitantes.

Al calor del estreno de la sexta temporada, Peñíscola va a poner en marcha un recorrido turístico por las localizaciones de las diversas producciones cinematográficas que se han rodado en la ciudad. Se trata de multiplicar la experiencia de los visitantes y de convertir los escenarios en polos de atracción para nuevos turistas, atraídos en este caso por el despliegue de la serie Juego de Tronos y sus millonarias audiencias.

El cineasta valenciano Luis García Berlanga fue el primero en aprovechar la costa mediterránea para convertir Peñíscola en la localidad de Calabuch, película homónima que se estrenó en 1956. Así mismo, el director también eligió la ciudad para rodar algunas escenas de la que fue su última película, París-Tombuctú, estrenada en 1999.

Peñíscola
Peñíscola

De hecho, el propio Berlanga pudo rememorar estos rodajes cuando fue invitado por el Festival de Cine de Comedia de Peñíscola en 2006 en homenaje al 50 aniversario del rodaje de Calabuch. El festival fue durante veinte años un referente para la proyección del cine español de comedia, pero la falta de financiación y los nuevos medios de difusión terminaron con la cita en 2008, tras veinte ediciones.

No obstante, y a pesar de Berlanga, el rodaje que más impacto generó en Peñíscola fue el de la película El Cid, en plena época dorada de la superproducciones de Hollywood. Una vez comprados los derechos al guionista Vicente Escrivá, la maquina americana desembarcó a la vera del Castillo del Papa Luna y convirtió sus playas en las de la Valencia de la Alta Edad Media, para lucimiento de Charlton Heston y Sofía Loren.

Peñíscola también ha sido escenario de la serie de ficción española El Chiringuito de Pepe, producida por Mediaset. La serie protagonizada por Santi Millán ha tenido una repercusión mediática valorada en  10 millones de euros, según informaba esta semana el Ayuntamiento de la localidad. Así mismo, Andrés Martínez, alcalde de Peñíscola apuntó que el retorno directo en gastos derivados de la producción se estima en 500.000 euros.

Con el estreno de Juego de Tronos, la ciudad castellonense retorna a la primera plana del panorama audiovisual y se prepara para explotar el potencial turístico añadido con el proyecto Peñíscola de Cine que ahondará en el pasado y el presente de la ciudad como escenario de película.

Más información