Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reabierto el Caminito del Rey a un precio de 10 euros

El sendero por el interior de Málaga recibe 304.000 visitantes en el primer año tras su rehabilitación

El acueducto de Eugenio Ribera (1903), símbolo del Caminito del Rey, en Málaga.
El acueducto de Eugenio Ribera (1903), símbolo del Caminito del Rey, en Málaga.

El Caminito del Rey, la ruta que cuelga sobre el espectacular Desfiladero de los Gaitanes, en el interior de la provincia de Málaga, se ha convertido en un atractivo turístico de primer nivel. En el año que ha transcurrido desde su rehabilitación, ha contabilizado 304.000 visitas, con un impacto económico estimado en la zona de 40 millones de euros. El sendero que discurre entre los pantanos de Ardales y la estación de El Chorro, en Álora, cambia ahora su modelo de gestión y afronta una segunda fase de mejoras en la que se invertirán 7,2 millones de euros hasta 2019.

Una unión de empresas se encarga ya de la gestión de la infraestructura, explotada por la Diputación Provincial desde su puesta en servicio en marzo de 2015. El trámite de adjudicación ha tenido cerrada la vereda desde el pasado 28 de marzo y este viernes reabre de nuevo. Las reservas para visitar el paraje se hacen a través de la plataforma www.caminitodelrey.info/es. Las entradas dejarán de ser gratuitas y costarán 10 euros (1,55 euros más si se utiliza el servicio de autobús). El sistema de distribución de los tiques es similar al que existe en la Alhambra de Granada, el monumento más visitado de España, que prioriza el turismo en grupo y el reparto entre los clientes de los establecimientos reglados de la zona. El cupo para visitantes individuales se ha establecido en el 10%.

La mayor partida de las inversiones previstas en la segunda fase se destinará al arreglo de las carreteras del entorno y a la mejora de la señalización. La obra de más envergadura proyectada por la Diputación es la construcción de un centro de recepción de visitantes en el acceso de Ardales, junto al cruce que conduce hasta Álora. Junto al edificio habrá un aparcamiento con capacidad para 200 plazas y espacio reservado para autobuses, incluidos los vehículos lanzadera que unen los dos accesos al Caminito de Rey. En El Chorro se ha diseñado otra zona de aparcamiento y un centro de información.

Dentro del paseo oficial, que se desliza a lo largo de cuatro kilómetros (las pasarelas junto a la roca discurren por 1.600 metros), se recuperará la cascada junto al puente colgante que atraviesa el Desfiladero de los Gaitanes, plataforma que tiene 32 metros de largo y está suspendido a 105 metros de altura sobre el río Guadalhorce.

También se rehabilitará un viejo túnel en esta misma zona con el objetivo de que sirva de mirador cuando el viento excesivo obliga a cerrar el tramo, el más vistoso de todo el recorrido. La unión de empresas Hermanos Campano y Bobastro 2000 gestionará el Caminito del Rey los próximos cuatro años, concesión que incluye la tramitación de entradas, conservación, seguridad y vigilancia. El pliego que regula el nuevo uso fija un tope de 300.000 visitantes al año, con un máximo de 1.100 personas al día.

Los adjudicatarios pagarán a la institución provincial un canon anual de 409.565 euros y destinarán el 17,25% del dinero recaudado con las entradas a preservar el sendero. La rehabilitación del Caminito del Rey, construido a principios del siglo XX como vía de servicio para facilitar el trabajo de los operarios de la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro, ha recibido la Placa al Mérito Turístico en Destinos Emergentes que concede el Gobierno. Hace pocos días, el proyecto de reforma de la ruta fue reconocido con el Premio Unión Europea de Patrimonio Cultural-Europa Nostra 2016.

Más información