Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando la desdicha ronda el templo de la Buena Dicha

El edificio fue cerrado en febrero ante el riesgo de derrumbe de su tejado, pero la calle está sin acordonar

Francisca Díaz sale de casa. Se coloca bien el abrigo. Y acelera el paso: llega tarde a misa de 12. Hasta hace un mes, dice, esto no le suponía casi ningún esfuerzo a esta señora de 91 años, porque tenía su iglesia a escasos cinco metros de su vivienda de la calle de Silva. Pero la iglesia de Nuestra Señora de la Buena Dicha lleva cerrada desde entonces a cal y canto. Tres candados impiden la entrada. Así que Francisca ha tenido que buscarse un cura sustituto. “Voy a la iglesia de San Martín, justo en la calle de Desengaño. No está lejos, pero a mi edad me cuesta andar. A ver si arreglan pronto esto”, señalando al cartel que hay colgado de la fachada de su iglesia “de toda la vida”, donde se informa del cierre provisional de este templo “por peligro de caída de tejas a la acera”. Lo cual no impide, sin embargo, que los peatones —creyentes o no— sigan pasando por delante, con el peligro consiguiente.

La iglesia no está acordonada. Lo estuvo. Pero de la cinta que pusieron los bomberos solo queda un pequeño trozo anudado a una de las ventanas.

Puede repetirse

Desde Emergencias Madrid explican que se recibió el aviso de que se había caído una teja a la calle el 16 de febrero. Los bomberos se desplazaron hasta allí y retiraron el resto de las tejas con mayor riesgo de caer por el viento. Y después instaron al propietario del inmueble a que arreglase el tejado con urgencia. Pero casi dos meses después nada ha cambiado: “Si hay otra racha fuerte de viento, es posible que se caiga otra teja a la vía”.
La iglesia de Nuestra Señora de la Buena Dicha pertenece a la Hermandad de la Misericordia de la Buena Dicha. El arzobispado de Madrid confirma los daños, pero explica que, al tratarse de un monumento histórico, debe ser Patrimonio quien autorice la reparación. “Se está gestionando el permiso con ellos”, afirma. Aunque desde este organismo aseguran lo contrario. “No hemos recibido ninguna comunicación oficial de desperfectos, aunque sí una solicitud de reunión. La iglesia abrirá más pronto que tarde”, prevé la Comunidad.

Eso espera Ángel Zancada, vecino de 87 años. A esa hora —las doce menos cinco pasadas— él también apura el paso con el periódico bajo el brazo. Aunque para llegar a casa: “Yo la misa la oigo por la radio. Pero sí que he ido muchas veces a la Buena Dicha. Fui de los primeros monaguillos que entraron después de la guerra. Sería una pena que no la arreglaran”.
El Hospital de la Buena Dicha u Hospital de Nuestra Señora de la Concepción y Buena Dicha fue fundado en 1564.

El 2 de mayo de 1808 fueron atendidos allí muchos de los heridos y enterrados héroes del levantamiento como Manuela Malasaña y Clara del Rey. A finales del siglo XIX tanto el cementerio como el hospital y su iglesia fueron derribados. En su lugar se construyó, entre 1914 y 1917, la actual iglesia. El edificio sufrió daños durante la Guerra Civil. En 2003 la Comunidad hizo obras de rehabilitación.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram