Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indignación entre los compañeros del ‘mosso’ herido en Arenys de Mar

Los agentes critican que los agresores ya estén en libertad mientras el policía está ingresado

Decenas de agentes Mossos d’Esquadra se han mostrado hoy indignados después de comprobar que el  policía autonómico que fue brutalmente agredido la madrugada del domingo en Arenys de Mar (Maresme) sigue hospitalizado mientras que sus agresores quedaron en libertad tras declarar en el juzgado. El policía herido permanece el Hospital de Mataró después de la agresión sufrida el domingo. El mosso seguía a un grupo de ladrones que estaban abriendo vehículos aparcados para apropiarse de los objetos que había en el interior.

Cuando el agente les dio el alto, recibió una pedrada en la cabeza y una brutal paliza que le ha dañado el bazo. Los dos ladrones, ambos de nacionalidad marroquí, fueron arrestados minutos después de la agresión y acusados de robo con violencia, resistencia a la autoridad y delito de lesiones. El agente fue trasladado al Hospital de Mataró donde permaneció varias horas en la UCI. Mientras el policía se recuperaba, los dos detenidos han pasado esta mañana a disposición judicial y han quedado en libertad con cargos.

“La justicia hay que acatarla. Pero es una vergüenza que el mosso siga en el hospital y los que le agredieron salvajemente ya estén en la calle. La indignación e impotencia de los agentes es absoluta y exigimos que el cuerpo se persone como acusación en este caso y en cualquier agresión que sufran los agentes”, ha remarcado hoy, Toni Castejón, el portavoz del Sindicato de Mossos d’Esquadra.

Más información