Alumnos de Medicina denuncian contenidos machistas en una clase

Un profesor de la academia CTO utilizó ejemplos como: "Hay dos tipos de mujeres que van a la discoteca: la guarra y la rancia"

Algunas de las imágenes que se pasaban en clase.
Algunas de las imágenes que se pasaban en clase.

Un grupo de estudiantes de MIR de la academia CTO de Barcelona ha revolucionado las redes sociales al denunciar mensajes machistas por parte de un profesor en una clase magistral de dermatología. Según relata Nura Estany, una de las alumnas que estuvo presente en esta sesión, el profesor quiso ayudar a los alumnos con una serie de reglas mnemotécnicas para que recordaran los diferentes tipos de glándulas: "Durante su explicación el profesor comparó las glándulas con los dos tipos de chicas que te puedes encontrar en una discoteca: la rancia y la guarra", recuerda Estany.

A pesar de que los alumnos avisaron al profesor de que el lenguaje que estaba utilizando era extremadamente machista e intolerable el docente continuó con su explicación, que iba acompañada de unas diapositivas en las que se ilustraba todo lo que estaba diciendo. Estany recuerda que cerca de una veintena de alumnos abandonaron la clase después de que el profesor los tachara de "sensiblones" y que no les permitiera hablar para mostrar su disconformidad con el lenguaje que estaba utilizando.

En un comunicado enviado por los alumnos de esta clase relatan que toda la explicación del profesor giró en torno a comparaciones machistas y que describía situaciones como: "Un hombre entra en una discoteca y localiza a su presa que está bailando sola, vas a cazar a tu presa". Además, para comparar los dos tipos de glándulas se refirió a "rancia de la discoteca y la guarra", de la primera aseguró que "es esa mujer que baila sola y que ha venido solamente a bailar. Para ir solo a bailar te quedas en tu casa con el pijama y no te pones guapa y te maquillas". En referencia a "la guarra" el maestro aseguró que son aquellas que aparecen en la "zona guarra de la discoteca" y que si le das un poco de tiempo "sales con ellas de la mano".

Desde el alumnado piden una disculpa pública por parte de la academia, y del profesor. Además, Estany explica que en ningún momento quieren que el profesor sea una "cabeza de turco" y que esto empiece y acabe con él, sino que esperan que esta situación sea un punto de partida para frenar este tipo de comportamientos. En un comunicado los alumnos han propuesto soluciones como: "Un código ético y de buenas prácticas o un protocolo de detección de incidencias rápido, para evitar que se vuelvan a repetir este tipo de situaciones como esta".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS