Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El proyecto de Amat para el Liceo divide al Consejo Asesor del Arte

El impacto de la intervención y la falta de concurso público, ejes de la discusión

Apuntes de Amat sobre el tamaño de los aros y fotomontaje de cómo quedarían sobre la fachada del Liceo.
Apuntes de Amat sobre el tamaño de los aros y fotomontaje de cómo quedarían sobre la fachada del Liceo.

No hay quórum entre los miembros del Consejo Asesor de Arte Público del Ayuntamiento de Barcelona —un órgano consultivo—en cuanto al proyecto del artista Frederic Amat para las fachadas del Liceo de Barcelona. Ni siquiera la defensa de la intervención que hizo él mismo ante los miembros del citado consejo, reunidos hoy a petición de la dirección de Patrimonio que emitió un primer informe negativo. Las anillas rojas de cerámica para el Liceo fueron el único tema del encuentro, el primero que se realiza este mandato. Portavoces municipales apuntaron que tras la presentación de Amat, el debate que se produjo entre los miembros del consejo asesor —integrado por nueve responsables políticos y técnicos municipales y ocho miembros externos— acabó sin una postura concluyente y por eso se decidió aplazar el asunto para una próxima cita.

El impacto visual de las anillas en las fachadas es algo que preocupa a parte de los miembros del consejo pese a que la medida y la disposición de las 169 se han diseminado y empequeñecido en la última versión del proyecto que reduce el tamaño de los círculos de la calle de Sant Pau de los 115 centímetros iniciales a 98. Y mucho más, hasta prácticamente menos de un tercio —tal como se aprecia en la foto y los esquemas de Amat— los que se colocarían en la fachada histórica de La Rambla y la de la ampliación tras el incendio. Sin embargo, no es la única cuestión que se debatió y fuentes conocedoras de la discusión apuntaron que otro problema es que se ha presentado una intervención artística sin un concurso previo que debería haber convocado el Liceo, sino que fue a iniciativa de Amat. “Es una cuestión de procedimiento que tiene importancia ya que, en caso contrario, cualquier podría plantear otras intervenciones artísticas en otros edificios que son patrimonio de la ciudad”, agregan las mismas fuentes.

Fuentes del Liceo manifestaron que seguían confiando en que el tema se resuelva favorablemente en la segunda reunión que se celebre e insistieron en que quieren que haya consenso. El dictamen que haga el consejo no es vinculante pero sí determinante y la última palabra la tendrá la comisión mixta de Patrimonio de la Generalitat y el consistorio. De momento, la oposición en bloque del Ayuntamiento de Barcelona —menos la CUP— se ha manifestado respaldando el proyecto de Amat desde distintos puntos de vista.