Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la patronal alicantina Coepa dimite para evitar la quiebra

Moisés Jiménez cede el testigo en un intento de lograr un acuerdo con la Generalitat

Moisés Jiménez ha dimitido como presidente de Coepa.
Moisés Jiménez ha dimitido como presidente de Coepa.

Moisés Jiménez Mañas ha dimitido, con carácter irrevocable, como presidente de Coepa en una junta directiva extraordinaria celebrada esta tarde en la sede de la Confederación. En un comunicado, la patronal alicantina explica que la decisión de Jiménez pretende “facilitar las negociaciones que concluyan con la solución al problema del Centro de Cualificación Profesional”.

La institución empresarial tiene de plazo hasta el 9 de marzo para llegar a un acuerdo con el Instituto Valenciano de Finanzas, al que debe tres millones de euros que se invirtieron en la construcción de un centro de formación que permanece cerrado. Con este gesto, Jiménez ofrece su cabeza en un intento de que el Consell y el Ayuntamiento encuentren la fórmula que permita a Coepa subsistir cediendo el centro a la administración pública.

Los empresarios, “de manera unánime”, han mostrado su agradecimiento a Jiménez por la labor que ha realizado en su larga trayectoria como miembro de Coepa, “sobre todo el trabajo que ha llevado a cabo en los últimos cuatro años, de especial dificultad, en los que se ha acometido el saneamiento económico de la institución y la modernización de las estructuras”.

La organización espera que “este gesto de generosidad que ha tenido Moisés Jiménez sea correspondido por el resto de organismos implicados en la resolución de esta situación con el compromiso y la rapidez que requiere el final del plazo de preconcurso en el que está inmerso Coepa”.

Hasta la convocatoria de elecciones a la junta y presidente, será el vicepresidente Francisco Gómez quien ocupe el cargo vacante. Moisés Jiménez asegura haber meditado “durante semanas” una decisión en la que “han pesado tanto las cuestiones personales, dado que mi empresa y mi familia requieren mucha más atención de la que le estoy prestando en la actualidad, como la necesidad de dar un nuevo impulso a la gestión del final del proceso preconcursal, en el que Coepa tiene que acabar de resolver la cuestión del Centro de Cualificación y reforzar su posición como organización empresarial más representativa de la provincia”.

En su intervención ha recordado la difícil situación que tenía la institución cuando accedió a la presidencia y ha destacado que “durante estos cuatro años todos nos hemos empleado a fondo para sacar a Coepa de esta situación de debilidad e incertidumbre”. Jiménez ha explicado que durante ese periodo la plantilla se ha reducido en más de un 70% hasta equilibrarse con el presupuesto, y se han reducido notablemente las deudas con proveedores, “manteniendo los servicios esenciales que aportan valor a los empresarios y su representación”.

Sin embargo, aún queda por resolver la cuestión del Centro de Oficios, “agilizar los pagos de la Generalitat y terminar de configurar y regularizar las relaciones con el resto de organizaciones de la comunidad”. Jiménez cree que “es indudable que el balance resulta positivo, aunque este arduo camino ha supuesto un desgaste enorme para quienes hemos estado en primera línea”.