Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidas en Girona cuatro personas implicadas en un crimen en Madrid

La Guardia Civil ha arrestado a los sospechosos en Sant Feliu de Guíxols por el asesinato de un hombre en Arroyomolinos

La Guardia Civil ha detenido esta madrugada en Sant Feliu de Guíxols a cuatro personas relacionadas con el crimen de un empresario que el pasado 29 de septiembre fue tiroteado en un polígono industrial de Arroyomolinos (Madrid). Los cuatro detenidos, un matrimonio, su hijo y la pareja de este, de nacionalidad española, permanecen en las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Girona. La investigación sigue abierta y el juzgado ha decretado el secreto de sumario.

La detención de los sospechosos fue llevada a cabo por una veintena de agentes del Equipo de Homicidios de la Comandancia de Madrid y de la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil. Los detenidos, encontrados en un domicilio de la localidad gerundense, pasarán a disposición judicial en la comarca catalana y está previsto que el juzgado de guardia se inhiba a favor del que lleva el caso, en Navalcarnero.

Los hechos se remontan al 29 de septiembre sobre las 10:15 horas, en el polígono industrial de Arroyomolinos. Según los testigos, un hombre bajó de un coche de marca Opel, disparó sobre la víctima, un empresario de 64 años perteneciente a la localidad de Batres y posteriormente huyo con el mismo coche a toda velocidad. La víctima entró al hospital Rey Juan Carlos de Móstoles con una parada cardiorespiratoria. El herido en estado crítico, falleció poco después de su ingreso.

En 2013, la víctima ya estuvo implicada en otro tiroteo ocurrido en Móstoles. Al parecer, esta vez llevaba él el arma e intentó matar a una mujer. El altercado vino precedido de una enemistad entre familias. A raíz de los hechos, el fallecido estaba bajo orden requisitoria por homicidio en grado de tentativa, según fuentes de la investigación. Asimismo, el tiroteo que acabo con su vida también responde a un ajuste de cuentas entre clanes familiares.