Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

BComú se fija un año de plazo para crear el nuevo partido de izquierdas

El plenario del ente inicia el proceso para construir la confluencia impulsada por Colau

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

El plenario de Barcelona en Comú ha iniciado este sábado el proceso de construcción del nuevo partido político de izquierdas que Ada Colau anunció este enero tras el éxito de En Comú Podem en las elecciones del 20-D. El partido de la alcaldesa se ha propuesto articular un nuevo espacio que aglutine a las confluencias municipalistas, otras formaciones y movimientos sociales para consolidar "el espacio político de los comunes (así se denominan los miembros de la organización) en Cataluña, a partir de objetivos y prácticas comunes de radicalización democrática, defensa de los derechos sociales y de la soberanía".

La entidad se ha dado en principio un año de plazo para que se pueda consumar la construcción del partido sobre la premisa de que no va a haber nuevas elecciones generales. Fuentes de la organización han afirmado que el plenario apenas ha tenido tiempo de debatir en profundidad el primer borrador sobre la confluencia y que no se han llegado a plantear qué plazos se fijarían si realmente hay nuevos comicios en junio. En todo caso, la entidad ha recalcado, en un comunicado, que se han fijado un año para "sin presiones de tempos electorales", trabajar, debatir y construir este nuevo espacio político, desde abajo, y extenderlo y compartirlo en todo el territorio".

Colau anunció el 25 de enero su voluntad de impulsar un nuevo partido político de ámbito catalán para consolidar la marca que venció el 20-D. No dio muchas pistas de cómo debería ser pero dejó claras dos ideas: que no funcionaría como una coalición y que no sería una sopa de siglas. Miembros de la organización aseguran que no han llegado esta tarde a debatir cómo debería articularse ni propuestas en concreto como la que ha sugerido Iniciativa de formar una cooperativa política que no obligue a las diferentes formaciones a desaparecer. El diputado Raimundo Viejo, de Podem, celebró este viernes la propuesta. Susana Segovia, portavoz y miembro de miembro de la dirección ejecutiva de BComú, expresó esta semana su sorpresa de que algunos partidos (el caso de Iniciativa) deseen fortalecerse cuando se está planteando la confluencia.

BComú ha huido en el comunicado de hablar de partidos pero todas las formaciones de izquierda como Iniciativa, Podem o Esquerra Unida i Alternativa están ahora en pleno debate y preparando sus asambleas para saber qué posición adoptan. Todos ellos son favorables a la confluencia. "Hay que huir de las sopas de siglas, de las coaliciones hechas en los despachos, de la simple suma instrumental y electoralista de fuerzas. Hay que construir desde abajo, haciendo red, donde todo el mundo aporte, venga o no de organizaciones políticas, donde el blindaje de los derechos sociales y del derecho a decidir en su sentido más amplio sean fundamentales", ha afirmado Segovia, que ha emplazado a los diferentes proyectos y candidaturas municipalistas a trabajar en el mismo objetivo.

Hay que huir de las sopas de siglas, de las coaliciones hechas en los despachos", afirma la portavoz Susana Segovia

El partido de Colau parte de la base de que es una "hipótesis ganadora", tanto en Barcelona como en el resto de Cataluña, y en otras muchas ciudades de España y debe construirse bajo sus principios y ADN: "Un espacio promovido por la ciudadanía, que se organiza desde la diversidad y la confluencia a partir de objetivos y prácticas comunes y anteponiendo las siglas".