Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Metro mantiene la huelga durante el Mobile World Congress

Trabajo fija unos servicios mínimos del 50% en horas punta y del 30% en horas valle

Imágenes de la huelga del 2 de febrero.
Imágenes de la huelga del 2 de febrero.

La plantilla de Metro de Barcelona ha decidido este jueves en dos asambleas continuar con la huelga convocada para el 22 y 24 de febrero —las primera y penúltima jornadas del Mobile World (MWC) Congress— y no aceptar la última propuesta de acuerdo de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB). El Departamento de Trabajo ha fijado unos servicios mínimos del 50% durante las horas punta —de 6.60 a 9.30 y de 16.00 a 20.00— y del 305 durante el resto del día.

Alrededor de 750 trabajadores han votado esta mañana en el Casinet de Hostafrancs por unanimidad rechazar el borrador que presentó la empresa el miércoles por la noche, después de tres jornadas de mediación. Esta tarde, otros 375 empleados se han reunido en la sede de UGT en la Rambla de Santa Mónica para ratificar la decisión de sus compañeros. Solo hubo una abstención y ningún voto a favor del preacuerdo.

La compañía ha "lamentado" en un comunicado el mantenimiento de los paros. TMB había pedido a Trabajo que estos no afecten a "las líneas automáticas", donde no hay personal a bordo, para poder mantener el funcionamiento normal de la recién inaugurada L9, que conecta el aeropuerto de El Prat con Fira Barcelona, el recinto que acoge al MWC. La autoridad laboral no ha accedido, 

La empresa ha recordado que recibió el año pasado entre 30.000 y 40.000 viajeros más cada día durante el congreso.TMB prevé que esta cifra aumente durante esta edición, pues es la primera en la que los asistentes contarán con una conexión de metro directa a El Prat. Los organizadores del evento, la asociación de la industria de móviles GSMA, aún tienen la esperanza de que las partes alcancen un pacto que evite la huelga, según ha confiado este jueves el consejero delegado, John Hoffman.

TMB ha criticado que la asamblea haya tomado una decisión "en poco más de media hora" y "sin tiempo para explicar y valorar" su ofrecimiento. La compañía ha insistido en que su propuesta es "el máximo legal" que puede hacer como empresa pública "en el contexto de las limitaciones que establecen los presupuestos públicos y los convenios de financiación del transporte metropolitano".

Fuentes de CGT, el sindicato mayoritario en el comité de empresa, han explicado que a la plantilla no le han gustado las palabras de la presidenta de TMB, Mercedes Vidal, que miércoles aseguró en una entrevista que los trabajadores del metro no habían perdido poder adquisitivo en los últimos años. "Llevamos cuatro años con los sueldos congelados y el IPC subiendo", han afirmado estas fuentes, que critican la "inamovilidad" de la dirección durante la mediación.

A esto se suma un desacuerdo entre TMB y el comité sobre el número de relevistas, trabajadores de la bolsa de verano y empleados a tiempo parcial a los cuales hay que mejorar las condiciones en los próximos años. La compañía ofrecía hacerlo dentro de cinco años, un periodo que la plantilla considera demasiado largo, según ha explicado Carlos González, delegado de UGT: "Hay compañeros que llevan siete años con contratos de obra y servicio que solo duran tres meses al año".

La empresa considera que ha presentado "una propuesta de máximos" que debería bastar para desconvocar los paros. Esta incluye un aumento salarial del 1% tras cuatro años de congelación, la cobertura "de todas las plazas que se produzcan desde ahora" y la ampliación de la contratación indefinida y a tiempo completo. Son estos últimos puntos los que más conflicto generan. La compañía asegura que el 90% de las plantilla —compuesta por 3.700 trabajadores— es fija y que el 75% tiene la jornada completa.

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha dicho esta mañana que hay que ver cómo ha ido esta reunión: "Cómo la asamblea se acaba de hacer ahora mismo, habrá que hablar con los negociadores para saber cómo ha ido y qué margen tenemos para llegar a un acuerdo", ha declarado. "Estamos convencidos que hay margen. Hemos dado instrucciones a los negociadores para hacer el máximo esfuerzo para que haya acuerdo". Pisarello ha hecho un llamamiento público a los trabajadores para que reconsideren la propuesta de TMB, "Creemos que es bueno y es posible alcanzar un acuerdo sin llegar a la huelga. Estos procesos exigen paciencia, nuestra prioridad es que haya acuerdo, vendrá mucha gente", ha añadido, antes de decir que se tendría que aplicar un plan b en caso de que haya huelga.