Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CRIMEN DEL ACTOR KOLDO LOSADA

El presunto asesino golpeó a Koldo Losada con una escultura de 11 kilos

El actor murió desangrado en el sofá de su casa, según la investigación de la Ertzaintza

Jon Ezkurdia, acusado del crimen del actor Koldo Losada, durante el juicio que se celebra en la Audiencia de Bizkaia.
Jon Ezkurdia, acusado del crimen del actor Koldo Losada, durante el juicio que se celebra en la Audiencia de Bizkaia.

La agente de la Ertzaintza que dirigió la investigación del crimen del actor Koldo Losada ha manifestado su convencimiento de que el arma homicida con la que el acusado Jon Ezkurdia golpeó en la cabeza a la víctima puede ser una escultura que representa un pie humano de casi 12 kilos, que la pareja tenía en su casa.

Según ha explicado esa ertzaina, que coordinó la actuación policial, en la tercera jornada del juicio que se sigue en la Audiencia de Bizkaia por el asesinato del actor vasco, el acusado y marido de la víctima pudo golpearle con esa obra de arte hasta causarle la muerte y después "se deshizo de ella", enviándosela como regalo a una amiga el mismo día del crimen. Ha contado que esa amiga alertó a la Ertzaintza de que el día de autos Jon Ezkurdia le había enviado con un transportista varios objetos de valor, cuadros y otras obras de arte que ya no iba a necesitar.

Tras la inspección policial del piso donde ocurrió el crimen, los policías no hallaron ningún objeto romo y contundente como el que los forenses habían descrito como arma homicida, y acudieron a la vivienda de esa amiga del acusado donde hallaron dos esculturas compatibles con las lesiones que presentaba el cadáver de Losada.

La coordinadora del caso ha considerado que ese gran pie grisáceo, en el que aparecieron restos de sangre de la víctima, fue empleado por su marido para golpearle en la cabeza y causarle un traumatismo craneoencefálico que le ocasionó la muerte.

Las cámaras de vídeo vigilancia del inmueble donde vivía la pareja muestran que Losada y el acusado salieron a pasear con su perro durante la mañana del 19 de noviembre de 2014, después de lo cual los forenses situaron la muerte del actor.

Hacia las 15.00, el acusado sale con una bolsa de basura negra, donde podría haber llevado el cadáver del perro de la pareja y unos cojines con sangre que los agentes encontraron en un contenedor frente al portal de la vivienda, y va a un supermercado donde compra dos botellas de vermú.

Las imágenes muestran que regresa al piso y, hacia las 16.00, recibe y ayuda al transportista con los regalos para su amiga, entre los que iba la escultura del pie. Dos horas más tarde, vuelve a salir tras cambiarse de calzado y acude a un cajero, donde extrae 1.800 euros con las tarjetas de crédito de la víctima.

La coordinadora de la investigación ha recordado que los agentes estuvieron especialmente atentos al estado de Jon Ezkurdia tras su arresto porque el día de los hechos había dicho a unas amigas que sufría una enfermedad terminal y que le quedaba poco de vida, si bien los investigadores comprobaron con el Servicio Vasco de Salud que no sufría ninguna patología grave.