Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un observatorio ciudadano velará por la transparencia en la Diputación de Barcelona

La iniciativa pretende mejorar la relación con la institución y facilitar que se conozcan sus proyectos

El Observatorio Ciudadano de la Diputación de Barcelona pretende poner "luz y taquígrafos" a una institución cuyos promotores han definido como "opaca". Funcionará como una "herramienta mensajera" que canalizará las peticiones de información de particulares o asociaciones a la diputación y publicará en su página web la respuesta oficial. Así, pretenden acercar a la ciudadanía la labor de una institución "un poco desconocida" para que la opinión pública pueda "conocer la información que genera" y cómo invierte su presupuesto anual.

Como ocurre con otros observatorios ciudadanos, una treintena en toda España, la motivación inicial es actuar como una "herramienta de transparencia" para que toda la información generada por esta institución sea pública y colectiva. "Se trata de que la gente se pueda hacer una idea de lo que hace la diputación", ha explicado una de las impulsoras, Carla Ginestí, delegada del Consorci del Parc de la Serralada de Marina en la diputación.

Vinculado al sindicato CGT, a la Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda y a los Observatorios Ciudadanos Municipales del resto del país, este organismo no pretende centrarse solo en los posibles casos de corrupción que puedan azotar a la diputación, aunque reconocen que ayudará para que no se repitan. "Servirá para canalizar cualquier sospecha de corrupción", ha asegurado Feliu Madaula, delegado sindical de la CGT en la Diputación de la provincia de Barcelona.

Gracias a la web de este observatorio, los presupuestos de la diputación se pueden consultar públicamente por primera vez. El sitio creará un archivo con un histórico de consultas realizadas para evitar duplicidades. El observatorio no valorará las peticiones, pero sus impulsores destacan que hacer públicas las demandas de los ciudadanos junto a la respuesta institucional podrán permitir a los grupos políticos hacer una valoración en los plenos.

El grupo de la CUP en la diputación participa del observatorio y le dará acceso a "toda la información que reciben como diputados" para que esté disponible para todos. Además, aportará los 200 euros que tendrá como presupuesto total al mes para esta herramienta. La concejala de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona, Maria Rovira, ha afirmado que su grupo se ha "comprometido" a que se cumpla el derecho de acceso a la información y que el partido anticapitalista es el único que colabora con el observatorio. "Entendemos que todas las fuerzas políticas que se han aprovechado del silencio de esta institución, que no han rendido cuentas ni han hecho autocrítica, no pueden participar como colectivo sino de forma individual", ha apuntado.

"Si no se sabe lo que hacen, no se pueden poner esos proyectos en cuestión", ha apuntado Carles Lumeras, de la Coordinadora para la salvaguarda del Montseny, que ha destacado la necesidad de que instituciones como la diputación den ejemplo a los pequeños municipios con ejercicios de transparencia para que la ciudadanía pueda ejercer su "control de la gestión de lo que se está haciendo con el dinero público" que reciben.