Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cine experimental del CCCB celebra su 15 aniversario

La programación de este año abarca 40 sesiones con la participación de los autores

Un fotograma de 'Cábala Caníbal', de Daniel Villamediana, que se exhibió en el CCCB.
Un fotograma de 'Cábala Caníbal', de Daniel Villamediana, que se exhibió en el CCCB.

Xcèntric, la programación estable de cine experimental del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) cumple 15 años y los celebra invitando los cineastas a abrir el debate tras la proyección de sus obras. Robert Beavers, director de culto del cine experimental estadounidense y Daniel Vilamediana con el productor y también director Lluís Miñarro, han sido los primeros en acudir para explicar sus películas y charlar con el público. Para el día 28 se espera el japonés Daïchi Saïto, conocido por obras que se escapan de las imágenes descriptivas y didascálicas para centrarse en lo sensorial, la musicalidad y el ritmo.

Tras 15 años de trayectoria, la que parecía una propuesta arriesgada y minoritaria, se ha convertido en una apuesta consolidada, con un público fiel y numeroso. “Hemos creado un marco y alrededor de Xcèntric se ha aglutinado una comunidad muy sólida y potente no sólo de espectadores, sino también de gente que escribe, debate y reflexiona sobre este tipo de cine", indica Carolina López, que tras empezar como programadora, dirige Xcèntric desde hace diez años.

La programación del 15º aniversario, que se despliega a lo largo de 40 sesiones, los jueves y domingo, hasta mayo, pagó su tributo a los pioneros, arrancando con un montaje de cronofotografías animadas del científico Étienne-Jules Marey con banda sonora en directo a cargo del cuarteto Mamut Cinema. El hilo conductor, que como es habitual articula el programa, este año ha surgido del seminario El arte de la visión, en el que los cineastas investigan la imagen: “Este año nos centramos en películas de no-ficción en sus diversas formas —cine diario y autobiográfico, retrato filmado, documental bélico o investigaciones formales y plásticas— que estudian y reflexionan sobre el propio medio y sus características como la luz, el movimiento, el color o la velocidad”, explica López.

Entre los clásicos reivindicados destacan la investigación sobre luz y color de Barry Gerson y Ernie Gehr y la experimentación sonora de Kurt Kren y Guy Sherwin, entre otros. Despiertan especial expectativa los comprometidos documentales en zonas de conflicto de Jocelyne Saab y los subversivos diarios autobiográficos de Joe Gibbons, un ex profesor del MIT que llegó a participar en un atraco para poder documentarlo. Los retratos fílmicos de Pascal Bodet y Boris Lehman y la cábala aplicada al cine que Daniel Villamediana utiliza para explicar algunos aspectos de la historia de España, son otras de las sesiones programadas.

“Tenemos películas que duran un minutos y otras de seis horas como la célebre Sleep de Andy Warhol. Es un cine esencial, de largo recorrido, ajeno a modas y tendencias, que trata de ideas y sentimientos. Sus autores son como faros”, asegura la directora. Cada sesión reúne entre 50 y 120 espectadores, lo cual significa más o menos el doble de los que asisten a programas similares del ICA (Institute of Contemporary Art) de Londres o el Centro Pompidou de París.

Además de las proyecciones semanales, Xcèntric pone a disposición del público, gratuitamente y en horario de apertura del CCCB, su Archivo que cuenta con 800 títulos y se inauguró en ocasión del 5º aniversario. “El catálogo del Archivo Xcèntric está disponible también en la web, pero por temas de derechos las películas se pueden visualizar sólo en el centro, donde hay espacios individuales y una salita que se puede reservar para grupos”, concluye López, anticipando que pronto estrenarán nueva página web.